<< Nueva imagen con texto >>

Pomar Juan, Antonio (Ibiza 1927) ARTE Pintor. Nació en una familia de joyeros y pronto, a los 14 años, comenzó a trabajar en el oficio. Estudió en la Escuela de Artes y Oficios de Ibiza, donde tuvo como profesores Josep Tarrés Palau yIgnacio Agudo Clará, con los que aprendió a dominar el dibujo del natural. A mediados de los cincuenta estudióbellas artes en la Escuela Superior San Carlos de Valencia, donde Nando aprendió la tradición de la Escuela Valenciana y,especialmente, del tratamiento de la luz de Sorolla, quien ha incidido notablemente en su estilo figurativo. Al volver aIbiza comenzó a ejercer como profesor en la Escuela de Artes y Oficios, centro donde en 1962 obtuvo por oposición laplaza de modelado y vaciado, labor que ejerció hasta su jubilación, en 1992. Presentó por primera vez lasu obra en una exposición en 1943, a Artes y Oficios, con Adrián Rosa. En el año 1961 obtuvo el Premio Félix Costaen el I Salón Internacional organizado por la Galería El Corsario. En 1962 participó en la fundación del Grupo Puget, eljunto a Vicent Calbet, Vicent Ferrer Guasch y Antoni Marí Ribas "Portmany". Participó en las actividadesorganizadas por el grupo hasta 1964, año en que se disolvió y cada uno de sus miembros emprendió su propiatrayectoria. En 1963 obtengué el Premio Tito Cittadini del XIII Certamen Internacional de Pintura de Pollença y en 1971ganó la Medalla de Plata de la I Exposición Internacional de Pintores de Ibiza. Trabaja principalmente el aceite y el acrílico y,en sus inicios, también la sanguina y el carboncillo. Siempre fiel a su estilo figurativo, de ancha y enérgica pincelada, ensus obras la aplicación del color es energía y las formas son expresión de la continua búsqueda de la clave, entendidacomo lo permanente. Sus temas más recurrentes, con elementos de inspiración propios de la isla de Ibiza siemprepresentes, son las naturalezas muertas de sus inicios, los retratos, los paisajes y, principalmente, las escenas cotidianas ylas marinas. Presenta una visión subjetiva y romántica, dinámica, colorista y cálida de su entorno más inmediato,vestido con un cierto aire nostálgico. Partiendo de elementos del natural impregna las formas de un carácter emocional, expresadoen una estructura compositiva racional que geométricamente responde a un espíritu sintético y digerido de lo percibido. Haexpuesto regularmente en la Sala de Exposiciones de "la Caixa" de Eivissa y en la Sala de Cultura de "Sa Nostra" de Ibiza.Cabe destacar sus dibujos y pasteles, de trazo vibrante y seguro y, principalmente, la serie de 30 láminas de variasépocas recogidas en la colección titulada "Trajes típicos pitiusos", editada por Diario de Ibiza (1992). Puntualmentetambién ha realizado esculturas y modelados de formas dinámicas en aluminio y madera. El Museo de Arte Contemporáneode Ibiza y la Sala de Cultura de "Sa Nostra" de Ibiza le dedicaron una exposición retrospectiva, con edición de uncatálogo, en 1998; ese mismo año le fue otorgado el premio Importante del Diario de Ibiza, en reconocimiento a su trayectoria.

 

 

 

La miranda el 12th Febrero 2010 en Antoni Pomar, Entrevista, Pintura   
Antoni Pomar: “Ahora se pinta con una temática que no dice mucha cosa”

 

 
 
La familia Pomar junto a la consellera. CONSELL DE IBIZA
Hasta el 9 de septiembre 2012

Pomar: joyas, pinturas y fotografías

El Centro Sociocultural de S'Alamera presenta una exposicfión colectiva de la familia Pomar

DIARIODEIBIZA.ES | IBIZA  La combinación de varias disciplinas artísticas de la familia Pomar compone la nueva muestra colectiva que se inaugura este viernes a las 20 horas en el Centro Sociocultural de S'Alamera bajo el título 'Pomar: Tradición y vanguardia'. La exposición se podrá visitar hasta el 9 de septiembre.

La familia Pomar trabaja varias técnicas y estilos artísticos. Los artistas participantes son el pintor Antoni Pomar Juan, su hijo y fotógrafo Antoni Pomar Bofill, y la sobrina del primero la joyera Elisa Pomar, hija del desaparecido Pepín Pomar Juan, de quien también hay varias joyas.

La consellera de Cultura, Pepita Costa, ha destacado que esta muestra es "una de las propuestas más importantes de la programación de 2012 en S'Alamera, tanto por el reconocimiento que se hace a esta familia de creadores como por la trayectoria individual de cada cual de los autores, así como por la complejidad de la exposición".

También ha destacado que en esta familia de artistas diversos, todos ellos tienen un nexo en común. "Recogen escenas y técnicas tradicionales o de la vida cotidiana y, a partir de ellas, las modernizan y las hacen actuales. Esto es muy importante, porque el que no es actual y no se estima no se puede conservar y mantener", ha explicado.

La combinación de la obra y el estilo de estos autores ibicencos ha dado lugar a una exposición muy variada con pintura, fotografía, joyería e instalaciones. De Antoni Pomar Juan se podrá ver una selección de cuadros de su obra más reciente.

Por lo que respeta a la fotografía, Antoni Pomar Bofill hará un recorrido por su evolución creativa, que acabará con varias instalaciones a las cuales suma otras disciplinas artísticas como la escultura.

La joyería también realizará un recorrido histórico. El visitante podrá ver las joyas tradicionales antiguas realizadas por Pepín Pomar Juan, y a continuación se expondrán los diseños modernos de su hija Elisa Pomar, que combinan las formas y técnicas tradicionales con la aplicación de materiales contemporáneos y su estilo más personal y actual.

Diario de Ibiza, 2 de Agosto de 2012

 

 

Toni, Antonio y Elisa presentan las joyas en las que trabajó Pepín Pomar. LORENA PORTERO
S´Alamera                       Ibiza, 3 de Agosto 2012

Dos generaciones de arte ibicenco

Antoni, Elisa y Toni comparten apellido y, por primera vez, exposición

´Pomar: tradició i avantguarda´ es una muestra que reúne obras de los mundos de la fotografía, pintura y joyería tradicional ibicenca, disciplinas a las que esta familia de artistas del barrio de la Marina se ha dedicado toda la vida. «Es la primera vez que nos juntamos y esperemos que no sea la última», explicó ayer Toni Pomar.

 
BIANCA SÁNCHEZ | IBIZA  Joan Pomar Aguiló, conocido como el ´joyero del rey´ -porque el monarca Alfonso XIII le encargó algunas piezas- fue de los primeros miembros de la familia Pomar que se dedicaron al arte. Hoy, cien años más tarde, Antoni, Elisa y Toni siguen con la tradición y, aunque en diferentes disciplinas artísticas, continúan plasmando en sus obras la cultura ibicenca. Hasta el próximo día 8 de septiembre, el centro sociocultural S´Alamera acogerá la exposición ´Pomar: tradició i avantguarda´, en la que participan los tres miembros de la familia aportando fotografías, pinturas y joyas que muestran la cara más tradicional, de la mano de Antoni y Pepín -fallecido en 2007-, y la más innovadora de la cultura de Ibiza.

Antoni Pomar es el artista más veterano de la familia. Desde los 14 años ha vivido pintando el paisaje ibicenco y a sus habitantes. A pesar de sus 85 años, el pintor ha elaborado cerca de 30 nuevas obras para esta exposción. «Le echamos la bronca porque no come y ha adelgazado mucho, pero pintar sí que pinta», afirmó Elisa ayer en la presentación a los medios sobre la sorprendente capacidad de trabajo de su tío.

Toni Pomar Bofill, hijo de Antoni, también retrata el paisaje ibicenco pero, a diferencia de su padre, lo hace a través del objetivo de una cámara fotográfica. El fotógrafo presenta más de 20 piezas, las más destacadas de su trayectoria como artista, desde la década de los años 90 hasta la actualidad. Entre ellas se encuentran una serie de imágenes que representan las letras del alfabeto catalán con objetos cotidianos. Asimismo también se pueden encontrar algunas de las fotografías que el artista tomó para el libro ´Ibiza as New York [Ibiza como Nueva York]´, de Toni Roca, en el que se buscaban similitudes de la ciudad norteamericana con la isla.

Elisa sí que siguió con la tradición joyera de sus antepasados. Gracias al trabajo que su padre, Pepín Pomar, hizo durante toda su vida sobre la joyería tradicional ibicenca, según ella misma aseguró ayer en la presentación, Elisa pudo aportar una visión diferente, más innovadora, de los típicos diseños. En ´Pomar: tradició i avantguardia´, aparecen conjuntamente los trabajos de Pepín y los que ella elabora actualmente. «Hay que tener cuidado, no se trata simplemente de mezclar. Hay que respetar las tradiciones y jamás seré partidaria de colocar un elemento innovador a una joya antigua. Lo que yo hago son reproducciones y adaptaciones para que las joyas ibicencas puedan llevarse en cualquier situación», explicó Elisa, quien declaró estar «muy orgullosa» de la exposición, que montaron durante tres días en los que el centro sociocultural permaneció cerrado para su preparación.

La inauguración de la muestra de los Pomar será este viernes a las 20 horas en el centro sociocultural S´Alamera y permanecerá abierta hasta el 8 de septiembre.

Diario de Ibiza, 3 de Agosto de 2012

 

 

Antoni Pomar y su sobrina Elisa mezclan joyería y pintura LORENA PORTERO
Primera muestra conjunta            Ibiza, 18 de Septiembre 2010

Antoni Pomar y su sobrina Elisa mezclan joyería y pintura

El artista ibicenco presentó más de veinte cuadros
IBIZA | REDACCIÓN  El pintor Antoni Pomar y su sobrina, la orfebre Elisa Pomar, inauguraron exposición ayer a las ocho y media en la joyería Pomar, en Ibiza. El artista ibicenco presentó más de veinte cuadros que ha pintado durante el último año y que comparten espacio con las joyas de su sobrina.
El tema de sus obras están relacionados con el mundo ibicenco: marinas, composiciones de campo, barcas… Recientemente Pomar ha manifestado que cada vez necesita recurrir más a menudo a sus apuntes de hace ya más de tres décadas para seguir pintando aunque toda la obra que expone es original.

Por otra parte, Elisa Pomar también expone junto a su tío sus joyas en las que moderniza el particular estilo ibicenco. La orfebre explicó que se trata de un proyecto que empezó hace tres años y que el motivo es la voluntad de su padre, el fallecido Pepín Pomar, que siempre había tenido la intención de modernizar la orfebrería ibicenca.

Diario de Ibiza, 19 de Septiembre de 2010

 

 

Elisa y Antoni Pomar, ayer, en la joyería de la familia. Vicent Marí
La última               Ibiza, 17 de Septiembre 2010

Joyas de oro, joyas de óleo

El pintor Antoni Pomar y su sobrina la orfebre Elisa Pomar mezclan sus artes en una exposición que se inaugura mañana por la tarde
IBIZA | MARTA TORRES  Antoni Pomar piensa en sus cuadros mientras pinta y sueña con ellos mientras duerme. «Pinto todos los días», comenta sentado en la planta baja de la joyería de su familia en la calle de las farmacias, donde mañana a las ocho y media de la tarde inaugura una exposición en la que sus últimos cuadros compartirán espacio con las joyas de su sobrina Elisa Pomar. El pintor ibicenco presenta en esta muestra más de veinte obras —«entre 25 y 30, las que quepan en la sala»— que ha pintado durante el último año. «Marinas, figuras, composiciones del campo, barcas…», detalla. Todas ellas de gran tamaño. «Me gusta pintar cuadros grandes porque es como mejor se ven las cosas. Las composiciones, las figuras», afirma Antoni Pomar, que no se imagina la vida sin sus pinceles, lienzos y apuntes.

Pomar lamenta que cada día que pasa tiene que echar más mano de su memoria y de sus viejos apuntes para enfrentarse a sus lienzos. «El paisaje ha cambiado mucho. Han desaparecido los pescadores del puerto, los llaüts, ahora es otra cosa. Antes, en dos horas, volvía con 50 ó 60 apuntes para mis cuadros. Ahora vas a pasear y no puedes hacer nada porque todo ha desaparecido», comenta nostálgico. Por eso cada vez necesita más esos apuntes de hace décadas para pintar. Asegura que la noche es su gran aliada cuando la composición, los colores o las figuras se convierten en un problema. «Cuando duermes, tu mente se deshace de todo lo que te molesta y es entonces cuando encuentras la solución», señala antes de reconocer que más de una noche, sorprendido por esa resolución al problema, se ha levantado para que no se le olvidara. «Pero no pasa solo con la pintura, pasa con todo», afirma el artista.

Aunque mañana inaugura la exposición con su sobrina, él sigue pintando. «Cosas nuevas y originales. Aunque esté todo pintado se puede ser original», matiza. Y es que ya tiene en mente su próxima muestra «dentro de catorce meses» en la que sus cuadros volverán a exponerse junto a las joyas de Elisa, aunque esta vez fuera del negocio familiar. «Será en el centro cultural S´Alamera», adelanta la propia Elisa, que maneja sus joyas, expuestas ya en la primera planta del establecimiento, con una curiosa mezcla de mimo y firmeza. Cuando empieza a hablar de las piezas apenas puede parar. Conoce la historia, la vida y las características de todas y cada una de las más de 50 que podrán verse en la exposición.
Joies en las que un buda sustituye al rostro de la Mare de Déu, cruces exageradas y extravagantes y cordones de emprendada en los que a las piezas de plata y oro se intercalan brillantes olivinas, turquesas, ágatas verdes y corales. «Hace tres años que comenzamos con este proyecto pensando en nuestro padre, Pepín Pomar, que había querido modernizar las joyas tradicionales ibicencas. A él le gustaban mucho las piezas extravagantes y hemos seguido esta línea», explica Elisa Pomar frente a las joyas de la exposición, presidida por varias figuras de terracota llenas de collares y tres maniquíes vestidos de Adlib por el diseñador Toni Bonet. Las piedras y el oro destacan sobre las telas blancas, de las que cuelgan pendientes, broches, pulseras y enormes colgantes.

Elisa, diseñadora de las piezas, insiste constantemente en que el mérito no es solo suyo, sino de toda la familia, que trabaja con especial cariño para este proyecto con el que pretenden seguir en el futuro. Las flores son las últimas incorporaciones a las piezas, comenta Elisa cogiendo cariñosamente a su tío por los hombros.

Diario de Ibiza, 17 de Septiembre de 2010

 

 

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios