JEAN WILLI

 

Pintor

 

Ibiza-Eivissa

 

El pintor suizo afincado en Santa Agnès posa en los jardines de Diario de Ibiza. VICENT MARÍ

Ibiza, 23 Oct. 2012

Jean Willi regresa a sus orígenes

El pintor afincado en Santa Agnès presenta una colección con más de cien acuarelas producidas recientemente La sala de exposiciones del Espacio Micus se rellena con varias decenas de dibujos ya exhibidos en anteriores muestras del artista

PEP RIBAS | IBIZA­  El Espacio Micus de Ibiza (en la carretera de Jesús a Cala Llonga) inaugura mañana a las 11 de la mañana una exposición del artista suizo afincado en Santa Agnès Jean Willi, que presenta una colección de unas 120 acuarelas de tamaño 30 por 40 centímetros y de reciente producción, así como varias decenas de dibujos que se habían enseñado ya en anteriores muestras.

Tanto acuarelas como dibujos se enmarcan en el estilo ya característico del artista, con formas abstractas sugerentes en las que cada espectador es libre de interpretar cualquier mensaje. «El mensaje es el cuadro. No tengo intención de decir nada en concreto, sigo el flujo de lo que sale», afirma el pintor.

Jean Willi, nacido en Basilea (Suiza) en 1945, vive en Santa Agnès desde 1975, donde se instaló como pintor. A partir de 1980 empezó a dedicarse también a la escritura y ha investigado en la historia, la tradición y la mitología de la isla, lo que ha dejado patente en libros y artículos de prensa.

Como escritor es especialmente conocido por la comunidad alemana, que ha seguido sus colaboraciones habituales en la revista Ibiza Zeitung, en las que suele referirse a cuestiones sobre la isla, la política insular o los visitantes extranjeros.

También el alemán fue la lengua en la que apareció su primer libro dedicado a historias de Santa Agnès de Corona y de las relaciones que establecen los payeses con los visitantes foráneos.

Ahora, más enfundado en su traje de pintor, califica de «aventura» su incursión en el mundo literario y cree que este regreso a los pinceles de forma más intensa supone una vuelta a sus orígenes. Aunque nunca abandonó esta faceta, en los últimos meses le dedica la mayor parte de su tiempo.

Willi considera que en su caso, la pintura y la literatura son dos facetas artísticas complementarias. Aunque cuando se dedica a una, la otra permanece al margen, mientras la primera es susceptible de ser interpretada por el receptor, la segunda le obliga a ser preciso para expresar una idea determinada con claridad para que sea captada correctamente.

«Con la pintura cada cual puede entender lo que quiera, pero si hago una sentencia, es mejor que se entienda con claridad», afirma el pintor, para quien la pintura y la escritura son «dos caras de la misma moneda».

Willi admite que no ha dejado de escribir y que como en el caso de ´Corona, un dia de festa´, que fue publicado en Alemania en 1989 y editado en catalán en 2009 por la Editorial Mediterrània de Ibiza, anuncia que está enfrascado en la preparación de un nuevo libro, aunque inicialmente también aparecerá publicado en alemán.

De momento, sus pinturas más recientes se pueden visitar en el Espacio Micus hasta el día 9 de diciembre los sábados y domingos de 11 a 14 horas o a través de cita telefónica en los números 971191923 y 971805079

Diario de Ibiza, 23 de Noviembre de 2012

 

 

 

Santa Ines, 20 febrero 2009

Jean Willi rescata la Eivissa rural de los 70 en ´Corona, un dia de festa´

 

El libro, que se reedita en catalán, será presentado mañana a las 19 horas en el centro polivalente de Santa Agnès. «Corona sigue bastante intacta. A veces pienso que entre Sant Antoni y Sant Joan está el paraíso»

EIVISSA | FERNANDO DE LAMA Joan, conocido como ´Travolta´, quiere aprovechar el día de Santa Agnès para rifar un pavo que ganó años atrás en otra rifa de fiesta. Esta es la excusa. A partir de este hecho el escritor y artista de origen suizo Jean Willi reconstruye el ambiente, los personajes, el paisaje, las tradiciones, los mitos y la historia de la Eivissa de los años 70, a la que él llegó a pasar un año sabático y de la que nunca marchó. La editorial Mediterrània Eivissa, en colaboración con el Institut d´Estudis Baleàrics, acaba de publicar en su colección S´Espardell ´Corona, un dia de festa. Un relat d´Eivissa´, un libro que Willi publicó en los años 80 en alemán y que ahora ha sido traducido al catalán y puesto de nuevo al alcance de los isleños. Será presentado mañana sábado, a las 19 horas, en el centro polivalente de Santa Agnès, dentro de la programación del Club Diario de Ibiza.
«El libro refleja dos conceptos de vida -explica el autor-. A principios de los 70 venían muchos extranjeros a quedarse en la isla y vivían en casas junto a la gente del campo. Muchos de ellos hippies. Eran dos concepciones de cómo vivir. Los payeses lo hacían como siglos atrás y los que llegaban estaban huyendo de la civilización, buscando la naturaleza y un modo de vida más simple: el paraíso. Había una confrontación muy interesante».
Willi elaboró el libro con diversos mimbres: historias, situaciones y conversaciones que vivió, otras que oyó o le contaron y otras que inventó. Entre ellas entrelazó los mitos y las costumbres de la isla para ofrecer una visión global de ella. «Trabajé con lo que tenía cerca -afirma-. En principio quería hacer una especie de guía turística, pero al final me salió un relato entre la realidad y la ficción. La gente que aparece se podrá encontrar, aunque para esta nueva edición he cambiado los nombres para no entrar en la intimidad de nadie. Sólo he mantenido algunos muy conocidos en Corona y que protagonizan parte de la historia, como Joan».

30 años
Willi llegó a la isla a principios de los 70. Dejó por un año su trabajo en una empresa de publicidad en Suiza y viajó a África antes de recalar en Eivissa. Iba a estar unos meses pero se quedó, primero en la Marina, como tantos otros viajeros, y luego en Santa Agnès desde hace más de 30 años.
El responsable de Editorial Mediterrània, Miquel Costa, que conoce a Willi desde hace muchos años, sabía de la existencia del libro y ya se había interesado por publicarlo en catalán. «Él se lo ofreció al presidente del Institut d´Estudis Baleàrics, Sebastià Serra, y aceptó enseguida. Firmaron un convenio para la traducción y ya está aquí, así que estoy encantado», explica Willi, colaborador de Diario de Ibiza.
El escritor recuerda la imagen de Santa Agnès que conoció en los 70: «Era otro mundo. Han pasado casi dos generaciones. Encontré viejos como de los que no quería saber nada en Suiza y aquí me paraba a charlar y pasear con ellos. Era una sociedad casi medieval, pero siempre me gustó que la gente era muy abierta. No estaba más cerca de otros extranjeros que de los payeses. Todos eran mis vecinos». Las diferencias están claras: «No había llegado el asfalto, estaba el bar Can Partit, no había electicidad. Hay una parte nostálgica en mí, pero no demasiado, porque duele». De todas formas aclara que precisamente Corona es una de las zonas que mejor se han conservado: «Sigue bastante intacto, aunque quizá es que yo soy más viejo y todo ha cambiado conmigo... A veces pienso que entre Sant Antoni y Sant Joan está el paraíso. En ocasiones salgo a pasear por los caminos y no me cruzo con nadie. Intento no salir mucho de esta zona, pienso en las autopistas y te aseguro que no me dan ganas de bajar a Vila», termina.

 

 

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios