PEDRO HORMIGO

 

Escultor

 

Ibiza-Eivissa

Pedro, junto a una de sus obras en su estudio. J. A. RIERA

Ibiza, 5 de Sept. 2012

Hormigo cede la batuta al público

Antonio y Pedro Hormigo inauguran mañana su nueva exposición conjunta en la galería Berri | Pedro presenta una exposición novedosa, en la que el espectador participa de forma directa en la creación y finalización de la obra
VICENT TORRES | IBIZA­ Antonio y Pedro Juan Hormigo (tío y sobrino respectivamente) inauguran mañana viernes una nueva exposición conjunta –e independientes una de la otra– en la galería Berri de Sant Agustí, que dirige Gastao Heberle. La exposición se podrá visitar entre las 20 y las 23 horas y permanecerá abierta al público hasta el próximo jueves 27 de septiembre. Ambos ya expusieron  en la misma sala, en octubre del año 2008.

La obra de Pedro Juan Hormigo (Sant Antoni, 1971)  dista mucho de la de su tío, tanto en los materiales utilizados como en los cambios que supone para el autor. La creación de Pedro es conocida por aliarse con el bronce, pero esta vez presenta un nuevo proceso de creación con las seis esculturas que componen su muestra ´Consentidos´. Pedro Hormigo sigue utilizando el metal en sus esculturas, pero el artista aparca la forma tradicional de creación y le da una vuelta de tuerca: «Delego una parte del proceso en el espectador. Es algo que no se había hecho nunca antes. En la exposición se van a encontrar las obras de cera, en una primera fase y que el comprador debe moldear y darle forma. Después, las fundimos en bronce, que es como queda la obra definitiva».

Las medidas, tamaños y formas finales de las esculturas son una incógnita de esta nueva propuesta. El autor asegura que probó esta novedosa manera de crear arte en «privado» con resultados «satisfactorios». El nombre de la exposición juega con la percepción de los sentidos y la actitud de consentir al público entrar en el proceso artístico.

Entrar en una nueva dimensión
Esta novedosa idea invierte el proceso de creación de sentido de las obras. El espectador entra en una nueva dimensión y pasa a formar parte del proceso. Pedro es «consciente» de los riesgos que implica la novedad: «Entiendo los límites a los que se enfrentan los materiales. Puede suceder que no se consiga el sentido deseado durante el proceso. En ese caso volveríamos a empezar con una nueva base de cera. Es muy complicado hablar de plazos de entrega», indica el escultor. Hormigo pretende exportar la idea fuera de la isla. Pese a que «todavía» no tiene nada firmado, su intención es llevarla a ciudades como Milán, Barcelona y a alguna otra galería de fuera.

La comunión de Antonio Hormigo (Sant Antoni, 1933) con Berri permanece intacta desde que organizara en Sant Agustí su primera exposición en el año 1980. A pocas horas de montar la exposición en madera llamada ´El mensaje´, el escultor ibicenco desconoce aún los pormenores de la misma: «Lo único claro es que será una continuación de mi trabajo, con obras naturalistas y de pequeño tamaño. Algo acorde con las características de la galería», a las que asegura que llevará aproximadamente unas 15 esculturas, que seguirán «en la misma linea» que ha mantenido toda su vida. Pese a los años, las manos autodidactas de Antonio continúan utilizando las maderas de olivo, higuera, almendro o algarrobo, para transmitir sus ideas al espectador. Sonríe con solo nombrar el cambio: «Desde los años 70 no ha habido ninguna revolución», asegura.

Diario de Ibiza, 6 de Septiembre de 2012

 

 



Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios