La Virgen, embarcada en el Capitán Nemo II. J. A. RIERA

La Virgen de la casi conciliación   

Sant Antoni, 22 de Julio 2012

Centenares de devotos acompañan a la Virgen del Carmen en su procesión marítima por la costa de Sant Antoni | Los candidatos a presidir el PP, José Sala y Vicent Serra, se sientan codo con codo en la iglesia pero en actitud distante
L. FERRER ARAMBARRI | SANT ANTONI  ­La Virgen del Carmen de Sant Antoni se embarcó ayer sin incidentes y holgada de espacio –nada que ver con la procesión de Vila– en el glass bottom boat ´Capitán Nemo II´, para encabezar la procesión en su honor, que completó un recorrido entre Punta Xinxó y Ses Variades al que se sumaron otros ocho barcos que formaban parte del séquito oficial organizado por el Ayuntamiento de Sant Antoni, además de otros tantos particulares. Así,  el Club Náutico Sant Antoni, la Estación Náutica de Sant Antoni y Sant Josep y la Cofradía de Pescadores habían convocado a sus socios para que participasen en el cortejo con sus barcos.

La ofrenda floral la realizó la más joven componente de la colla de Can Bonet, que fue la encargada de poner música a la procesión que partió a las 20 horas de la iglesia, tras la misa oficiada por el obispo de Ibiza Vicente Juan Segura. La pequeña llevó el pesado ramo con total profesionalidad y no titubeó al subir al barco, a pesar de que tuvo que hacerlo agarrada a la barandilla con una mano, mientras sostenía las flores con la otra.

Las componentes femeninas de la colla lucieron sus impresionantes emprendades y capas y capas de ropa, la que parecía faltar a los guiris que no paraban de sacarles fotos, ataviados con bikini, bermudas, sin camiseta y poco más.

400 pases
Las autoridades civiles y militares se sentaron en las primeras filas del templo. Entre ellos, los dos candidatos a la presidencia del PP insular, José Sala y Vicent Serra, que estaban en el mismo banco, codo con codo, aunque no se dirigieron la palabra durante la mayor parte de la eucaristía. Una vez más, y como ya sucedió en las fiestas de Sant Joan, uno y otro exhibieron fuerzas en la procesión, esta vez  desde el carrer Ample hasta el muelle.

En total se repartieron unos 400 pases para subir a los barcos. La encargada de organizarlo fue  Judith Gargallo, gerente de la Estación Náutica de Sant Antoni, que repartió los tickets a las 18.30 horas, antes de que comenzase la misa.

Algunos barcos admitieron a más devotos de la Virgen aunque no llevasen pase, ya que se trataba más de una medida de organización que de criba.

En el barco en el que iba la Virgen del Carmen subieron autoridades como la alcaldesa, Pepita Gutiérrez, además del delegado del Gobierno, Rafael García Vila; la delegada de Educación, Belén Torres; la alcaldesa de Sant Josep, Neus Marí; el conseller Vicent Roig, o el comisario Julio Suárez y los ya citados Serra y Sala. El blanco y el azul fueron los colores elegidos por ellos y ellas para participar en la procesión y entre los modelitos destacó el conjunto de blusa y pantalón de corte Adlib en azul ultramar de Lidia Prats.

Una vez terminada la procesión, que se preveía de una duración de 40 minutos, fue el turno de la exhibición de bailes folclóricos a cargo de la Colla de Can Bonet en la plaza norte de la Iglesia, donde también estaba previsto servir  un aperitivo a los asistentes. También estaba programado un espectáculo a cargo del Club de Gimnasia Rítmica Portmany.

Diario de Ibiza, 23 de Julio 2012

 

 

 

Cuatro mujeres del Grup Folkróric Brisa de Portmany portan la imagen de la Virgen del Carmen. JUAN A. RIERA
Fiestas | Virgen del Carmen en Sant Antoni         Sant Antoni, 17 de Julio 2011

Devoción en la bahía

Decenas de personas abarrotan la iglesia de Sant Antoni y asisten a la procesión marinera
RAÚL SÁNCHEZ | SANT ANTONI Los centenares de turistas que se agolparon anoche en el paseo de ses Variades para ver la puesta de sol asistieron a otro evento para ellos inesperado, cuando aparecieron en la bahía más de 25 embarcaciones en la tradicional procesión marinera que se celebra, como todos los años en Sant Antoni, el primer domingo después de la Virgen del Carmen (16 de julio).

La fiesta comenzó horas antes, a las siete de la tarde, en la iglesia parroquial, que estaba abarrotada. Entre los asistentes, varios miembros de la nueva corporación municipal, entre ellos la alcaldesa Pepita Gutiérrez. Después de la ceremonia religiosa, que estuvo amenizada con las canciones de la Hermandad Rociera de Sant Antoni, la procesión bajó por el Carrer Ample hasta el puerto. La imagen de la virgen fue portada por integrantes del Grup Folkróric Brisa de Portmany, ataviados con los trajes tradicionales.

Una vez que todos los participantes en la procesión subieron a los barcos, comenzó una breve travesía por la bahía hasta llegar casi al centro, donde estaba prevista la ofrenda floral a la virgen, que se simboliza arrojando un ramo al agua para recordar a todas las personas fallecidas en el mar.

«Es una tradición, la verdad que no sabemos por qué la procesión se celebra los domingos en Sant Antoni en vez del sábado», comentaron en la plaza de la iglesia tres asiduos de la procesión, como casi todos los asistentes, naturales de la isla. El evento religioso también despertó la curiosidad de los numerosos turistas que había ayer en la villa de Portmany, la mayoría extranjeros. «Olé», exclamó uno de ellos al paso de la imagen.
Diario de Ibiza, 18 de Julio 2011
 

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios