IGLESIAS DEL MUNICIPIO

 

DE IBIZA

 

Ibiza - Eivissa

IGLESIAS DEL MUNICIPIO

 

DE SANTA EULALIA

 

Ibiza - Eivissa

PUIG DE MISSA

Santa Eulalia del Rio - Ibiza

 

El Puig de Missa es un importante conjunto arquitectónico y un componente emblemático del patrimonio del pueblo de Santa Eulària des Riu.
Recibe este nombre por el hecho de tener la iglesia, que ahora es parroquial, en su punto más alto. Es un montículo de 52 metros de altura sobre el nivel del mar que domina una fértil comarca atravesada por el río de Santa Eulària. Este reducido núcleo urbano, con una iglesia fortificada del siglo XVI como elemento ha sido y sigue siendo protagonista y testimonio de nuestra historia.

 

CARACTERÍSTICAS DE LA IGLESIA
La estructura esencial del actual templo, formada por la nave y la torre es fruto de un único proyecto, puede que del mismo autor que de las murallas de la ciutat d"Eivissa. Se hicieron diversas construcciones añadidas para intentar disimular su carácter de fortificación, entre ellas, las dos capillas laterales (números 3 y 4), que pertenecen a finales del siglo XVII o a la primera mitad del siglo XVIII, los porxos (número 5) de la misma época, que era el lugar de reunión para una comunidad que vivía dispersa en el campo. Se abrió la actual puerta principal (número 6) en sustitución de la anterior fortificada y la de ses Dones o de cala Llonga (número 7). También se añadió la casa del vicario, cas vicari, y luego la del sacerdote, cas capellà, y la Sacristía (número 8). El interior del templo es sobrio. El altar mayor es barroco, proveniente de San Millán de Segovia; de la misma procedencia son los retablos de las capillas 3 y 4. Entre las imágenes destaca el Cristo atado a la columna, obra del siglo XVII.

Bibliografía consultada:

 

EL PUIG DE MISSA DE SANTA EULÀRIA DES RIU

Anàlisi històrica i arquitectònica

Consell Insular d´Eivissa i Formentera

Conselleria de Cultura Autor: Antoni Ferrer Abárzuza

 

INAUGURACIÓN OBRAS EN EL PUIG DE MISSA 2002
El día 10 de febrero de 2002 el Ayuntamiento de Santa Eulària des Riu inauguró un conjunto de proyectos destinados a conseguir que el Puig de Missa siga teniendo su importancia emblemática y sea, al mismo tiempo, más accesible y acogedor para los residentes y para los visitantes: el enterrado de las líneas eléctricas, la mejora de la iluminación, el empedrado de los accesos para los peatones y la mejora de la carretera de acceso.

Al Puig de Missa llegaban tradicionalmente, tanto los vivos como los muertos, por los diversos caminos que recibían colectivamente el nombre de caminos de misa e individualmente se nombraban a partir de la vénda más lejana desde la cual se llegaba. Por el camino de Cala Llonga, que da al sur, solían pasar los residentes de las véndes de Cala Llonga, des Coloms y parte del Trull d"en Vic. Hacia levante tenemos el camino de sa Vila, que se bifurca: uno de los ramales va a sa Vila y Arabí de Baix, y el otro continúa por detrás de sa Vila hacia Arabí de Dalt. Desde el noroeste, por el camino des Novells, venía la gente de las véndes de l´ESglésia, des Trull d´en Vic y des Novells. Inaugurar el empedrado de estos antiguos caminos de misa y ponerles los nombres de las véndes es un respetuoso homenaje del Ayuntamiento de Santa Eulària a nuestras costumbres y a nuestras tradiciones.

IGLESIA DE JESUS    Santa Eulalia - Ibiza

 

Del año 1466 es la primera noticia histórica conservada sobre un templo dedicado a la Virgen María de Jesús.  Los jurados de la Universidad habían pedido autorización al Arzobispo de Tarragona para que pudiera celebrarse misa los domingos en la iglesia que entonces se estaba construyendo en el “Pla de Vila de la Verge Maria de Jesús”.
No se sabe la fecha exacta en que fue bendecida la iglesia, pero en torno al año 1500 ya estaban instalados allí frailes franciscanos.  El templo sufrió algunas modificaciones, así, en 1549 se amplió la nave con un cuerpo de bóveda de crucería que configura el presbiterio.
En 1580 el padre dominico Miguel Vilaplana fue autorizado a erigir allí un convento con doce frailes de esta orden, los cuales instituyeron la cofradía de la Virgen del Rosario.  Esta Orden, siete años después y por razones de seguridad, se trasladó intramuros, concretamente en la que hoy se conoce como iglesia del Convent.
El primer obispo de Eivissa, Manuel Abad y Lasierra, la elevó a la categoría de parroquia en 1785.
Consta de nave única, cubierta con bóveda, que en la parte del presbiterio se vuelve de crucería.  Tiene un total de seis capillas laterales, la primera de ellas, por el lado del Evangelio, se califica de honda.
Por la parte sur, los grandes cuerpos añadidos corresponden a las casas del Rector y del Vicario.  Son obras hechas en los siglos XVII y XVIII. En la misma línea de la fachada principal, por el lado norte, está el porxo, con cuatro arcos de medio punto.  Se trata, en este caso, de una construcción de finales del siglo XIX o ya del siglo XX.
El templo de Jesús conserva todavía algunas obras de arte, evidentemente de carácter religioso, como la imagen de la Virgen, obra de Antonio Saura, del siglo XVI y un lienzo de Santa Clara del siglo XVII, entre otros.  Pero, con mucha diferencia, destaca el retablo que hay en el presbiterio, detrás del altar mayor.  Se trata de una de las obras de arte más importantes conservadas en las islas Pitiusas.  Fue realizado en el taller valenciano de los Osona en los años a caballo entre los siglos XV y XVI.
El retablo de la iglesia de Jesús ha sido definido por algunos expertos en arte de esa época como un cruce donde confluyen estilos como el renacentista y el flamenco, junto con toda la larga tradición gótica precedente.
Se compone de veinticinco tablas diferentes. La central representa a la Virgen entronizada amamantando a Jesús y está rodeada por imágenes de San Pedro Apóstol, San Marcos, San Juan Bautista, San Francisco de Asís, la representación de un santo con vestimenta franciscana y la misa del papa San Gregorio. Estas siete tablas, que configuran el cuerpo central, están también rodeadas por otras más pequeñas. Estas últimas representan temas como la Anunciación, la Natividad de Jesús, la Resurrección, la Ascensión o santos, como San Sebastián, San Onofre, San Roque o San Bernardo, entre otros.

 

Santa Eulària des Rio       971 315 452

HORARIO: Horario de misas  lunes a sábados: otoño e invierno: 19,00h primavera y verano: 20,00h  -  domingos: otoño e invierno: 12,00h 19,00h primavera y verano: 12,00h 20,00h
TEMPORADA
Abierto todo el año
MUNICIPIO: Santa Eulària des Riu  LOCALIDAD: Jesús
Dos de las expertas en pintura del Instituto de Patrimonio Cultural de España trabajan en el retablo de la iglesia de Jesús subidas a un andamio. Vicent Marí
Ibiza, 23 de Octubre de 2013

Cinco días para estabilizar el retablo de Jesús

Tres expertas del Instituto de Patrimonio Cultural de España inician la consolidación del retablo de la iglesia de Jesús

Una persona toma una fotografía al retablo de la iglesia de Jesús. M. COPA

Jesús, 24 de Junio de 2013                     

El Ministerio asume la restauración urgente del retablo de Jesús

La intervención a cargo del Instituto del Patrimonio Cultural de España se hará en el último cuatrimestre...

IGLESIA DE SANTA GERTRUDIS  -  Santa Eulalia - Ibiza

 

Acabada en el año 1797 tiene la particularidad de contar con la espadaña (1899) más grande de todas las iglesias de la isla. Su fachada actual delata unos añadidos muy posteriores al templo original, probablemente hechos hacia el año 1890. El presbiterio conserva el retablo original de madera con una imagen moderna de Santa Gertrudis. Período: finales del siglo XVIII

IGLESIA DE SANT CARLES

Construida a finales del siglo XVIII tiene uno de los "porxos" compuestos de hileras de columnas más destacados de toda la payesía de la isla. El lugar donde se levanta el templo destacaba por la riqueza de su paisaje (muy alabado por el Archiduque Luis Salvador), modificado por la intensa urbanización actual. En el interior se conserva un confesionario de estilo antiguo, probablemente del siglo XIX. Período: siglo XVIII

CAPILLA SA CREU D'EN RIBES

Santa Eulalia - Ibiza

Está situada arriba del monte de sa Creu, detrás de la villa de Santa Eulària. Desde aquel lugar hay una preciosa y espectacular vista panorámica de la bahía, el mar y el interior de la isla. Se accede a la ermita por un estrecho camino, a través del monte. El recorrido, desde el interior de la villa dura aproximadamente 40 minutos. Todos los 3 de mayo se celebra una romería al Puig de sa Creu

IGLESIAS DEL MUNICIPIO

 

DE SANT JOSEP

 

Ibiza - Eivissa

A comienzos del siglo XVIII grandes terrenos del actual término municipal de Sant Josep se habían poblado considerablemente, de modo que crecía la aspiración popular de poseer una iglesia propia en un punto mucho menos alejado que la de Sant Antoni de Portmany.
Así, el año 1726, los pobladores de los territorios denominados es Vedrans y Benimussa presentaron ante el Arzobispo visitador, Manuel de Samaniego, una petición en el sentido de poder edificar un templo nuevo.
Aceptada esta solicitud, comenzaron las obras a principios de 1727, en un lugar conocido como Coll de Cala Vedella que, en realidad, es el punto donde se levanta todavía la iglesia.
El maestro Pere Ferro, de Denia —que también trabajó en las reformas de la iglesia de Santa María de Eivissa y del Convent (Dalt Vila)— dirigió las obras de Sant Josep, desde febrero del año 1730 hasta su finalización.
El 15 de Agosto del año 1729 se celebró allí la primera misa.
El año 1731 se colocó la clave de la última bóveda del edificio, cosa que significaba, en la práctica, la conclusión de las obras.
La iglesia, desde un principio, fue dedicada a Sant Josep y, originalmente, tuvo el grado de vicaría.  Fue el 1785 cuando asumió la categoría de parroquia, que mantiene en la actualidad.
Muchas de las numerosas obras de arte religioso del templo resultaron destruidas a raíz de la guerra del año 1936 y las que hay actualmente en el interior son posteriores, aunque destaca  el púlpito barroco de madera, decorado con la representación de los misterios del pintor mallorquín Josep Sánchez de Ocaña, entre los años 1761 y 1763.
Aún así, algunas de las obras de arte religioso que entonces fueron estropeadas, en realidad sufrieron solamente daños parciales y actualmente la Conselleria de Patrimonio y la parroquia de Sant Josep llevan a cabo un programa para su restauración.
Gracias a esta iniciativa ya se han recuperado una estatua de Santa Anna y un cuadro del Eccehomo, esta última obra también de Sánchez de Ocaña.
El templo consta de nave única, cubierta con bóveda de medio cañón. A cada lado de los muros largos tiene diversas capillas.
Por el exterior, los muros son altos y lisos, como es canónico en la arquitectura popular ibicenca, de la cual forma parte este edificio.  La fachada principal, que mira al sur, está culminada con un esbelto pero sencillo campanario y está precedida de un porxo con un arco central más grande y otros dos menores y, a su derecha, según se entra, tiene el calvario.

C/ Pere Escanellas             Sant Josep de sa Talaia

Horario de misas
Lunes a Viernes: otoño e invierno: 19,30h primavera y verano: 20,30h
sábados: otoño e invierno: 19,00h primavera y verano: 20,30h
domingos: 11,00h 19,00h  primavera y verano: 11,00h 20,30h

TEMPORADA  Abierto todo el año   MUNICIPIO  Sant Josep de sa Talaia

El 15 de Agosto, el Obispo de Tortosa, Javier Salinas, estuvo un año màs en la celebración de la Iglesia de Sant Josep en su 288 aniversario de la primera misa oficiada alli.

Los actos tuvieron su inicio a las 20:30 h. con misa, procesión y baile folclórico animada por el Grupo Sant Josep de Sa Talaia, invitando a su final a todos los asistentes con vino y orelletes.

 

Javier Salinas, obispo de Tortosa.  CONFERENCIA EPISCOPAL
 

 San Jose, 15 Agosto 2012

Sant Josep y sa Cala conmemoran hoy la creación de sus parroquias

El obispo de Tortosa preside el 288 aniversario de la primera misa oficiada en la iglesia de Sant Josep
P. R. | IBIZA  Las parroquias de Sant Josep y de Sant Vicent de sa Cala celebran hoy el aniversario de su fundación  con actos solemnes, procesiones, folclore y degustación de productos típicos....

IGLESIA DE SANT JORDI

Sant Josep - Ibiza

 

Las necesidades de atención religiosa de los trabajadores de los estanques y de las salineras establecidos en este 'quartó' tras la conquista catalana de las islas en el siglo XIII dieran origen a la creación de esta iglesia. Se cree que entre los siglos XIV y XV hubo una capilla dedicada a Sant Jordi y que la iglesia ya existía antes del año 1577 y después la sustituyó otra más pequeña. El aspecto más destacado de este templo viene definido por sus muros maestros oblicuos y las almenas que cercan la cubierta superior y le confieren un carácter de fortaleza. Este diseño estaba justificado a causa de los frecuentes ataques piratas que se producían a la sazón en esta zona de la isla. Originalmente, la iglesia disponía de una entrada lateral, así como las que tenían las de otros 'quartons' como el de Sant Antoni, Balansat y Santa Eulària. Las capillas proceden del siglo XVIII, época en la cual ya no era tan necesario observar el aspecto defensivo. En el siglo XIX el interior del templo se reformó notablemente. Ya en 1990 se instaló el retablo del altar mayor que está configurado por fragmentos de diversa presencia.

 

Cat   -  LA IGLESIA ENTRE DOS TIERRAS

La primera piedra de la parroquia de Sant Agustí, puesta en 1788, se colocó en un lugar distinto al que hoy ocupa el edificio

Las dificultades y los enfrentamientos entre los vecinos no han sido anomalías en la historia de la construcción de las iglesias pitiusas, pero nada comparado con las vicisitudes que corrió la parroquia de Sant Agustí, que provocaron verdaderos quebraderos de cabeza a los tres primeros obispos de la isla, uno detrás de otro, y que incluso acabaron con el ingreso en prisión de muchos de los trabajadores de la obra. Hasta su abogado terminó entre rejas. La primera piedra se puso el 2 de abril de 1788, pero en un lugar distinto al que hoy ocupa el edificio.   Todo comenzó en 1785, cuando el primer obispo, Manuel Abad y Lasierra, firmó el decreto por el cual se levantaron las nuevas parroquias de la isla en aquellos lugares más alejados de las ya existentes. Sant Agustí, lo que entonces venía a ser es Vedrà des Ribas, fue uno de los lugares escogidos y los vecinos se aprestaron a dar su opinión sobre el lugar adecuado para edificar su templo. Tras decantarse el obispo por Can Pere Rafal, en la vénda de Dellà Torrent, comenzaron los problemas, porque los vecinos de Sant Josep y Sant Antoni que debían colaborar en los trabajos, de la misma forma que los de Sant Agustí participaran otrora al levantar las iglesias de esos dos pueblos, se negaron a trabajar en el proyecto.   Según explica Joan Marí Cardona al tratar sobre esta parroquia en su libro 'Portmany', detrás de tal amotinamiento general se encontraba el sector crítico del vecindario: «Está claro que esta negativa no había aparecido espontáneamente, y que con toda seguridad era movida por aquella parte de los de Sant Agustí que no querían que su templo se construyese en Can Pere Rafal».   Recuerda Marí Cardona que el decreto general de institución de las parroquias incluye una cédula que instituye como norma la antigua costumbre de que en las obras de una nueva iglesia deben participar los mismos que han de servirse de ella, y si toda la comarca ayudó a levantar las capillas de Portmany anteriores a 1785, también debía hacerlo con la de Sant Agustí. De esta forma, obispo, rectores, alcalde, gobernador e ingeniero disponían de un listado de feligreses con los que había que contar para levantar el edificio.               Diario de Ibiza, 18 de abril 2016

IGLESIAS DEL MUNICIPIO

 

DE SANT JOAN

 

Ibiza  -  Eivissa

IGLESIA DE SAN JUAN

Sant Joan - Ibiza

10º aniversario de la muerte de Joan Marí Cardona - Caminos de Historia
Con motivo del 10º aniversario de la muerte de Joan Marí Cardona, y en homenaje y como continuación de su trabajo, el Instituto de Estudios Ibicencos, el Diario de Ibiza y el Consejo de Ibiza reeditan, coincidiendo con las fiestas de los pueblos, algunos de los numerosos artículos que el historiador y canónigo archivero publicó en los periódicos de las Pitiusas.
La iglesia de San Juan Bautista, como se sabe, es la última que se edificó en la isla con título de vicaría dependiente de la parroquia de Santa María de Ibiza. Unos veinte años después de la construcción, ya fue constituida en parroquia, junto con todo el resto de templos de la parte foránea, además de San Pedro, en la Catedral, y San Salvador de la Marina, en Sant Elm (1785).
Advocación de San Juan llegó indirectamente a la nueva iglesia, ya que cuando el arzobispo había decidido que se construyera en la Subida de Labritja (la colina d'en gorjeo) no dijo nada del santo a quien se tenía que dedicar (1726). San Juan era el santo que Antoni Marí Milán había elegido, por su propia y particular devoción, cuando había levantado, unos años antes, la capilla de Cals Ripolls de Labritja.  Como existió una fuerte resistencia a trabajar en la construcción de la nueva iglesia, por parte de los pobladores de Labritja, si no se hacía cerca de la capilla dedicada a San Juan, que ya existía, al fin fue determinado que se construyera de manera que la capillita quedase adosada a la iglesia.  Como la razón que el arzobispo había expuesto para construir la iglesia a la colina d'en gorjeo -la Subida de Labritja-, era que tenía que hacerse lo más próxima posible a la cala de los Marinos, esta forma aunque se les acercaba unos kilómetros más.
1760. Juan Lario, obispo visitador por encargo del arzobispo Jaume de Cortada, que repentinamente había caído enfermo, cuando fue a ver las obras de la iglesia, se encontró las prácticamente paradas, aunque ya hacía treinta y cuatro años que se había decretado la construcción. Las iglesias de San José y San Francisco Javier, proyectadas el mismo año, hacía tiempo que se habían acabado, mientras que en Cals Ripolls de Labritja los muros maestros todavía eran muy bajos y no se veían piedras, cal ni otros materiales en sus alrededores .
Como se podía entender que los de Labritja tuviesen tan poca prisa en la construcción de su iglesia? Todo lo cuenta la capilla dedicada a San Juan, donde cada domingo se decía misa y se administraban los sacramentos. Como todos los pobladores no cabían dentro, se contentaban de poder asistir de banda fuera. Muchas fiestas del día de San Juan las celebraron así.
Las palabras con las que el obispo visitador retomó los pobladores de Labritja fueron duras, aunque suavizarlas un poco prometiendo indulgencias y otras gracias invisibles a los que desde entonces hay trabajasen más animados. Es entonces cuando comienza a encontrarse el nombre de San Juan dado el segundo templo, todavía en construcción, del cuartón de Santa Eulalia. Está claro, pues, que la advocación del santo precursor pasó de la capilla en la iglesia nueva, de forma popular, y de esta a la posterior parroquia y ayuntamiento simultáneos (1785). Más adelante, hacia 1820, el nombre de San Juan se extendió a todo el actual término municipal.

IGLESIAS DEL MUNICIPIO

 

DE SANT ANTONI

 

Ibiza - Eivissa

IGLESIA DE SAN ANTONIO

Sant Antoni - Ibiza

 

El templo de San Antonio Abad impresiona por la grandiosidad de su aspecto de fortaleza y la bella torre cuadrangular que lo caracteriza. El patio descubierto y el porche enlosado le acaban de dar esta imagen. El actual campanario, en cambio, es moderno y data de 1977.

La primera referencia histórica de la iglesia de San Antonio Abad la encontramos en 1305, año en que Rodrigo, arzobispo de Tarragona, autorizó los pobladores del Quartó de Portmany a construir una capilla y un cementerio, a fin de no tener que desplazarse en la parroquia de Santa María, en Dalt Vila, de la que continuaban dependiente.

Aquella primera iglesia fue dedicada a San Antonio por los parroquianos, tal como se estilaba entonces, lo que provocó que el nombre del santo se comenzara a aplicar también al Quartó de Portmany. De ahí deriva el nombre con el que hoy conocemos el pueblo: San Antonio.

En el siglo XVI ya hay documentación que habla de una iglesia fortificada con una torre de base cuadrada, almenas y el aspecto defensivo que siempre la ha caracterizado.

En 1644 se iniciaron importantes obras de ampliación y reforma, provocadas probablemente por el aumento de la población. Estas obras no acabaron hasta bien entrado el siglo XVIII, con la construcción de los porches y la casa parroquial, y en 1785 San Antonio Abad pasa de ser una vicaria a una parroquia. Entre otros elementos artísticos de interés cabe destacar la escultura de San Antonio del siglo XVIII, el retablo recientemente restaurado, el éxtasis de San Antonio en la capilla del santo, el zócalo de azulejos del presbiterio, la pila de agua bendita sostenida por un ángel, los cuadros de los Santos Médicos Cosme y Damián o todo el retablo de San Roque (1719), que se puso a la capilla del santo para la gran fiesta que los portmanyins le dedicaron después de la peste de 1652 , en el que no hubo ninguna muerte del pueblo.

Recientemente, el filólogo Marià Torres ha publicado una guía de esta iglesia de gran interés para profundizar en su conocimiento.

IGLESIA DE SAN RAFAEL

Sant Antoni - Ibiza

 

La iglesia de Sant Rafel de sa Creu se encuentra situada en el término Municipal de Sant Antoni de Portmany, dentro de la parroquia del pueblo de San Rafael.

Su acceso es por la carretera que une la ciudad de Ibiza y San Antonio, a medio camino se encuentra el desvío a la derecha al pueblo de San Rafael, nada más entrar en el pueblo hay una calle a la derecha que nos conduce a la plaza de la iglesia de San Rafael, rebautizada con el nombre de plaza de Joan Mari Cardona.

Fue manda construir por el obispo Manuel Abad i Lasierra, perteneciente a orden de los Benedictinos en 1786. Este obispo fue el encargado del diseño de las parroquias ibicencas de la época y su trabajo ha perdurado hasta la actualidad.

La aportación económica y de trabajos, se inicio con donaciones voluntarias de los fieles, durante su construcción daba servicio aproximadamente a 680 fieles. Se construye en la hacienda de Francesc Planells "Fariseu". La casa de la hacienda referida aún perdura aunque ahora convertida en un conocido restaurante "Clodemis".

El ámbito de la parroquia tiene una extensión de cuatro “vendas” (unidad de medida de longitud que consiste en la distancia que recorre un animal de tiro durante tres horas), que son: San Rafael de Força (encrucijadas), Fornas, sa Creu, sa Bassa Rojer.

La iglesia no fue terminada hasta 1797 pero ya en el año 1793 se celebro la primera misa, aprovechando que se termino de cubrir la bóveda del tejado.

En el año 1835, ya eran tiempos revueltos para la iglesia, el Estado pensaba en la pesada carga que suponía la cantidad de bienes que la iglesia atesoraba. El párroco cambio la titularidad de la única finca que disponía esta parroquia, se puso a nombre del “Curador de las Almas” de esta forma cuando fue aprobada la desamortización de Mendizábal, los bienes parroquiales no fueron incautados. Con los alquileres de esta finca se pagaban las misas dedicadas a la salvación de las almas. Esta titularidad se mantiene en la actualidad pues no se ha efectuado ningún tipo de cambio sobre la escritura pública.

Esta edificada sobre una sola planta con un prebisterio profundo y, a cada lado se han dispuesto de varias pequeñas capillas. La nave central se apoya en sendos contrafuertes, solamente visible el del lado izquierdo, los del lado derecho quedaron integrados en casa parroquial, dentro de sucesivas reformas. Del exterior destaca la hornacina donde se encuentra San Rafael y, en la parte superior la espadaña con forma de torre piramidal con flancos ondulados, donde alberga la campana de bronce, fundida en los talleres de Barcelona, corona el conjunto una pequeña cúpula de inspiración árabe. Esta parte de la iglesia obedece a la reforma emprendida en 1900 y que cambio su fisonomía exterior. Las dimensiones del templo es de: 20,5 m. x 9 m. x 9 m. de arcada.

En su exterior se construyeron dos tipos de porches uno con forma de “L” pegado a la entrada, datado en 1863 y otro lateral en 1877 en lo que posteriormente fue anexado a la iglesia.

La construcción de toda la iglesia es de piedra de arenisca unidas con mortero de cal, que en algunos puntos sus muros llegan a tener unas dimensiones de dos metros de grosor.

La bóveda es del mismo material que la iglesia finalizada con teja árabe.

El solado era en un principio de baldosa de arcilla del tipo “catalán”, este fue sustituido en 1937 por la baldosa con dibujos irregulares en blanco y negro actual.

En 1936, durante la guerra civil, fue una de las iglesias de Ibiza que más sufrió de los ataques radicales, su archivo y biblioteca fueron quemados, sus imágenes y retablo mayor fueron destruidos, la parte del coro y el solado también fue dañado por las llamas. En la parte de la entrada debajo del coro había un zócalo formado por azulejos andaluces que fue también destruido y posteriormente fue encalado.

El actual altar mayor fue encargado por el párroco, fue terminado en 2006, su diseño trato de ser una copia viva del primitivo, no se disponía de ninguna fotografía y solamente pudo confeccionarse con las descripciones de las personas que lo conocieron antes de la quema. Fue realizado en Madrid por el maestro artesano y ebanista mallorquín D. Antonio Mesquida, las maderas fueron confeccionadas con maderas de cedro y laurel de Ecuador.

Las tallas de las capillas de San Rafael, Santo Cristo y varias vírgenes fueron instaladas actualmente, pues hasta la imagen de San Roque desapareció en la etapa de la república.

IGLESIA DE

SANTA INES DE CORONA

San Antonio - Ibiza

 

La iglesia de Corona, dedicada a Santa Inés, se encuentra entre las parroquias que, en 1785, el obispo Manuel Abad y Lasierra decretó que se construyeran a través de un edicto. El templo debía ser edificado en la venda de Corona, perteneciente entonces al Quartó de Balansat, que desde entonces quedaba constituida en una nueva demarcación parroquial. Desde que se había fundado la vicaría de San José (1727), la venda de Corona había sido asignada como compensación a la vicaría de San Antonio.

Santa Inés era una santa que despertaba una gran devoción a Portmany desde tiempos inmemoriales. También en Corona, por lo que se desprende del decreto episcopal, que dice textualmente, que el nuevo templo le será dedicado "para que los pobladores de la comarca de Corona eran muy devotos de Santa Agnès". Lo eran porque se encontraban relativamente cerca de la Cueva de Santa Agnès y tomaban parte muy activamente en las fiestas que se hacían, en especial el 24 de agosto, día de San Bartolomé.

Las obras del templo empezaron en 1786 y finalizaron en 1812, aunque los porches de la iglesia fueron cubiertos entre 1825 y 1830. Mientras duraron las obras de construcción del nuevo edificio, las celebraciones religiosas se hacían a Can Jordi, caso en el Pla de Corona. El año 1806 la iglesia estaba muy avanzada, pero opiniones contrarias al lugar elegido para hacerla casi provocaron que se tumbao para mudarse de lugar. Se trata de unas disputas que se repitieron en otros lugares en los que se levantaron parroquias en aquella época.

El edificio destaca por su sencillez rural y para ser más baja que otros templos similares del campo ibicenco. Un hecho que llama la atención es que tenga dos puertas de entrada. Inicialmente, sólo tenía una, la de mediodía, que da a los porches. Pero en 1870, según se cuenta por un crimen de sangre que se cometió, muchos decidieron no entrar más por aquella puerta, y tuvieron que abrir la que da a la plaza y tapar la primera, aunque hoy vuelve a estar abierta.

IGLESIA DE SAN MATEO

Ibiza - Eivissa

 

La construcción de la iglesia de San Mateo apóstol comenzó en 1787 y finalizó once años más tarde, en 1798. De esta obra dejó constancia un testigo de lujo, el archiduque Luis Salvador, que en su obra ' las antiguas Pitiusas 'dejó escrito: "la de San Mateo es una de las iglesias más bien construidas y una de las más armónicas" de Ibiza. Con la construcción de la iglesia, muy pronto todo el término de la antigua venda de Albarca del cuartón de Balansat, con un añadido del de Portmany tomó el nombre de San Mateo, que se ha conservado hasta hoy.

Existe una leyenda popular que explica que los habitantes de Albarca trabajaban sin descanso en la construcción de su iglesia, porque la querían tener hecha antes que los de Corona no tuvieran lista la de Santa Agnès. No obstante, estos fueron los primeros en terminarla porque hicieron los muros muy bajitos, y es por eso ¿cuenta la leyenda- que la de Santa Inés es la iglesia más baja de todas.

En 1873 el cantero Miguel Torres, Cires, llevó a cabo la reforma del presbiterio de la iglesia de San Mateo, que era mucho más pequeño y estrecho que no es ahora. En 1968, casi un siglo después, se acabó la construcción del altar mayor. Los porches de misa, con tres arcos exteriores y cinco de interiores, se construyeron los años 1884 y 1885 y tienen una hermosa cubierta de vigas y ripia de sabina. El retablo que podemos contemplar hoy fue colocado en 1991, procedente de la iglesia de la Santa Cruz del Pedreguer.

Junto a las iglesias de San Lorenzo y San Carlos, la de San Mateo es una de las muestras más exitosas de la arquitectura popular religiosa de Ibiza del siglo XVIII.

 

IGLESIA DE LA SAGRADA FAMILIA

Can Bonet - Ibiza

 

Situada en el barrio de Can Bonet, la iglesia de la Sagrada Familia es una buena muestra de la arquitectura religiosa contemporánea desarrollada en la isla de Ibiza durant el siglo XX, caracterizada por la entrada de nuevos estilos y formas racionalistas.

Can Bonet, Ses Païsses y Can Guillemó, en los años sesenta, fueron las zonas donde principalmente se asentaron muchas familias venidas de otras poblaciones de la isla, atraídas por la eclosión turística y económica de San Antonio. Para atender eclesiásticamente todos estos nuevos núcleos de población se proyectó esta iglesia, para la que el canónigo de la Catedral de Ibiza, Vicent Bonet Ferrer, dio a la diócesis el solar para que se pudiera construir el templo.

Éste, por deseo del canónigo, fue dedicado a la Sagrada Familia, patrona de las migraciones, lo que estaba en relación con los nuevos habitantes de aquel lugar. De este modo, el obispo José Gea Escolano puso la primera piedra de este templo el 31 de mayo de 1986; y él mismo la inauguró el 21 de sesembre de ese mismo año ya se puso en funcionamet.

La empresa Rafal y Cardonet, SA, llevó a cabo la construcción de esta obra proyectada por el arquitecto ibicenco Josep Antoni Zornoza Tur. Se trata de una iglesia de estructura práctica, muy blanca y luminosa, que guarda una imagen de la Sagrada Familia procedente de la iglesia de San Antonio Abad y que tuvo que ser restaurada para presidir el nuevo templo. También hay una imagen moderna de la Purísima, dada por una familia de feligreses

Rafael Capitán, y el padre Vicente Colomar, cura de Sant Antoni, en la puerta del templo.

14-03-2016 | Daniel Espinosa

Una iglesia para más de 500 fieles de Ses Païsses y Can Bonet

 

 

 

 

 

 

 

 

Cientos de vecinos de los barrios de Can Bonet y Ses Païsses, a la entrada de Sant Antoni, han marcado con una gran x en su calendario la fecha de este sábado. El motivo no es otro que la inauguración de la reforma de la iglesia del barrio, conocida como de la Sagrada Familia, y que a partir de ahora pasará de ser una pequeña capilla con capacidad para algo más de 50 personas a ser un templo con una torre campanario de más de ocho metros de altura y posibilidad de alojar a cerca de 500 feligreses.

La ampliación se ha llevado a cabo en muy pocos meses, ya que las obras comenzaron en julio de 2015. El encargado de llevar a cabo la construcción de la obra ha sido Rafael Capitán, basándose en el mismo proyecto que diseñó en 1983 el arquitecto ibicenco Josep Antoni Zornoza Tur y del cual apenas se había podido construir una tercera parte en la zona más al este del solar que en su día donó a la Archidiócesis de Eivissa el canónigo de la Catedral, Vicente Bonet Ferrer.....

Periodico de Ibiza, 14 de marzo 2016

IGLESIA DE LA PURISIMA

Forada - Buscastell

 

En el siglo XIX toda la zona de Forada y Buscastell experimentó un importante crecimiento de población, por lo que, en 1867, el vicario capitular Rafael Oliver ya preveía la necesidad de construir una capilla en la zona, que fuera filial de la parroquia de San Antonio. El objetivo era el de atender todas las familias de aquella zona, a las que el pueblo de Portmany les quedaba demasiado lejos, a fin de facilitarles la asistencia a misa los domingos y los días de fiesta.

Pero tuvieron que pasar cien años para que la idea comenzara a tomar forma. La primera piedra de la actual capilla, situada en el cruce de la carretera de San Rafael a Corona con la de San Antonio en San Mateo, fue colocada el dieciséis de mayo de 1965 y la bendición inaugural de la capilla terminada fue dos años más tarde. El obispo Francisco Planes Muntaner dedicarla a la Purísima.

El arquitecto del proyecto fue Josep Ribes González, ibicenco y residente en Barcelona, ​​que también hizo todo el seguimiento de las obras. La capilla es de forma cuadrangular, con una pequeña espadaña, de formas modernas para la época y alejada de los cañones arquitectónicos de las iglesias tradicionales. Hoy en día el edificio se encuentra completamente mimetizado con el entorno, hasta el punto de que hay gente no sabe que se trata de un espacio de devoción.

En su interior hay tres imágenes. La de la patrona, la Purísima, es obra de los jesuitas de Sarriá y fue hecha para la inauguración de la capilla, que celebra su fiesta patronal cada 8 de diciembre. Las otras dos corresponden a San Antonio Abad y San Vicente Ferrer.

 

CAPILLA DE SA TALAIA
San José - Ibiza
 
Está situada en la cima de Sa Talaia, para llegar hay que subir por un camino largo y tortuoso, que se empina por la ladera de poniente. Al final del camino, y en medio de una plaza, se levanta la capilla.
 
Esta capilla fue construida en 1942. Este tipo de construcción suele ser pequeña y sencilla, generalmente de una sola planta, rectangular, cubierta de doble faldón o cúpula, que se solía construir por particulares generalmente en la cima de colinas al final del siglo XIX y principios del siglo XX. Para hacer una breve descripción de la capilla de la Talaia de San Antonio diremos que su planta consta exteriormente de un rectángulo de 450 cm de largo por 160 cm de ancho, en la cara norte, en el que se inserta una mitra circunferencia que sobresale 125 cm. Los muros tienen una altura de 283 cm, arriba de los que se levanta una falsa cúpula de cuarto de esfera de 150 cm de radio. La fachada está orientada hacia el sur y tiene la única puerta de acceso, con 205 cm de largo por 85 cm de ancho y el dintel curvo. El interior es una media circunferencia. En su interior encontramos un mosaico de cerámica que representa la Virgen del Rosario.

 

IGLESIAS DE FORMENTERA

 

IGLESIA DE SAN FRANCISCO     -  Formentera

Es el templo más importante de Formentera. Reducto fortificado en su origen, la iglesia comenzó a construirse en 1726. Esta iglesia parroquial fue construida como una fortaleza a principios del siglo XVIII, para protegerse de las numerosas incursiones de piratas que invadían la isla.La Iglesia de Sant Francesc Xavier se encuentra en la población del mismo nombre, en el centro de la isla, a unos tres kilómetros del puerto de La Savina. Esta considerado como el templo más importante de Formentera y fue construida entre 1726 y 1738. Los siglos XV y XVI fueron una época muy difícil para Formentera ya que las continúas incursiones de piratas y corsarios que habían hecho de la isla una especie de refugio y lugar de abastecimiento provocaron el despoblamiento de la isla por falta de seguridad.  Ya a finales del siglo XVII, el rey comienza a conceder concesiones de tierras para su cultivo y aprovechamiento y a partir de entonces es cuando la isla se empieza a repoblar. A medida que transcurre el siglo XVIII, este repoblamiento se consolida y la capilla de Sa Tanca Vella se queda pequeña. Así, el 15 de Mayo del 1726 se empezó la construcción de la nueva iglesia de San Francesc Xavier.  Este nuevo templo fue concebido como fortificación e incluso albergó varios cañones hasta 1830. Consta de una sola nave rectangular alargada sobre la que se encuentra la casa parroquial, hecho que condiciona la gran altura del edificio en su parte posterior. Son destacables las puertas de entrada, cubiertas con láminas de hierro para aumentar su resistencia.  En su interior hay una pila bautismal de alabastro importado y que es copia del estilo bizantino, que data del siglo V o VI. La procedencia de esta pila no está muy clara y hay algunos que sostienen que procede de un monasterio vándalo que pudo haber en La Mola.

IGLESIA DE SANT FERRAN     -  Formentera
 

La iglesia de San Fernando (Sant Ferran) de ses Roques es una iglesia en la localidad de Sant Ferran de ses Roques, una de las parroquias de la isla de Formentera, y dedicada a San Fernando. Es la sede de una de las tres iglesias parroquiales de Formentera junto con la de San Francisco Javier (Sant Francesc Xavier) y la del Pilar de la Mola.

El 29 de marzo de 1996 el Consejo Insular de Ibiza y Formentera declara la iglesia Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjuntos Histórico-Artísticos.

En el año 1785 se creó la parroquia de Sant Ferran de ses Roques, sin embargo la iglesia no se empezó a construir hasta 1853. Fue inaugurada y consagrada el 30 de junio de 1889 y en  1903 se construyó el cementerio, que se encuentra dentro del mismo solar. A partir de la creación de la iglesia el núcleo de población fue consolidando y aglutinando la población dispersa de ses Roques y sa Punta.

Durante la Guerra Civil española, sus símbolos religiosos fueron atacados por los republicanos. También fue escenario de fusilamientos extrajudiciales por parte de los franquistas a militantes de izquierda en los muros del cementerio.

La iglesia fue construida con arenisca y argamasa de cal. Es de planta rectangular y cubierta con bóveda de cañón. Los paramentos son inclinados para evitar los contrafuertes. Tiene una altura total de 7,6 metros.

Celebra la fiesta mayo el 30 de Mayo, festividad de Sant Ferran

IGLESIA DEL PILAR DE LA MOLA  -  Formentera
 

En 1771 los habitantes del Pilar de la Mola pidieron permiso al arzobispo Joan Lario para edificar una iglesia en la población. El mismo año, una vez concedido el derecho, comenzó la construcción del templo. El edificio fue finalizado y consagrado por el primer obispo de Ibiza en 1784, año en que se fundó la población de Pilar de la Mola.

En 1925 fue ampliada por primera vez. Actualmente, gracias a más ampliaciones posteriores, también hace la función de sala de actos parroquial.

La iglesia, de sencillas proporciones, se compone de una única nave rectangular con el acceso principal sobre el eje. Es de planta única y con cubierta de bóveda de cañón. Es la más parecida a las iglesias de la isla de Ibiza, ya que tiene un pórtico de entrada bastante ancho y está totalmente pintada de blanco por fuera.

La campana de dentro la espadaña tiene una inscripción en latín que dice «Harmanus Walbroek me fecit anno 1774 Rotterdam» ("Harmanus Walbroek me hizo en Rotterdam en 1774"), por lo que se cree que proviene de un barco holandés. Antiguamente la sede del Ayuntamiento de Formentera conocido como la Casa del Pueblo había sido adosada a la fachada de la iglesia

 

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios

 

 

Jaume Riera      Telf - Wassap  675 86 76 89

 

primeresfotos@hotmail.com    -   eivissarural@hotmail.com