Amuletos de los fondos del Museu Monogràfic del Puig des Molins. J.M.L.R.
ibiza, 14 de noviembre de 2014                   CONFERENCIAS

El misterio del más allá feniciopúnico

Las jornadas de arqueología del Museo del Puig des Molins cumplen 29 ediciones con cinco charlas impartidas por expertos

Laura Ferrer Arambarri | Ibiza  Nadie en el Museu Monogràfic del Puig des Molins (MAEF) se imaginaba allá por el año 1986 que las Jornades d'arqueologia feniciopúnica llegarían a cumplir 29 ediciones. Así lo admitió ayer Benjamí Costa, conservador del MAEF, en la presentación de la nueva edición de las charlas, que se centrarán este año en la vida y, sobre todo, en la concepción de la muerte en el mundo feniciopúnico.   «Los fenicios y los púnicos tenían una idea de la muerte como un tránsito lleno de peligros a otra forma de existencia diferente a la terrenal», explicó Costa que añadió que ese es el origen de «actos rituales» para dotar al difunto «de toda una serie de elementos protectores para que ese tránsito hacia el más allá sea un éxito ya que, de lo contrario, ese difunto quedaría atrapado entre los dos mundos y estaría todo el tiempo interfiriendo de manera negativa en la vida terrenal», desveló......

 


Piezas expuestas en el Museo de Puig des Molins. J.A.RIERA

Ibiza, 10 de Marzo de 2014   -   Tres conferencias

El Museo de Puig des Molins inicia el seminario ´Detrás de las vitrinas´

El objetivo de mostrar cómo es un museo por dentro y abrir sus puertas al exterior

E.P. | PALMA El Museo Monográfico Puig des Molins de Ibiza inicia este martes, y durante tres días consecutivos, el seminario 'Detrás de las vitrinas' con el objetivo de mostrar cómo es un museo por dentro y abrir sus puertas al exterior.

Dicho seminario, organizado por el Museo Puig des Molins y el Museo Arqueológico de Ibiza y Formentera en colaboración con la Conselleria de Educación, Cultura y Universidades y la Associació d'Amics del Museu Arqueològic d'Eivissa i Formentera, consiste en la celebración de tres conferencias, que tendrán lugar este martes, miércoles y el jueves, a las 20 horas, en la sala de actos.

La primera de ellas, 'Y vosotros.... ¿Qué hacéis en el Museo?', será impartida por Jordi H. Fernández, mientras que Benjamín Costa Ribas ofrecerá el miércoles la conferencia 'Como gestionamos el Patrimonio de todos'. Finalmente, Helena Jiménez Barrero conducirá el jueves la conferencia 'Antes y después: Patrimonio recuperado'.

 

Ibiza, 16 de Abril de 2013                                   Club Diario de Ibiza

Proyección: ´Els molins de vent fariners d´Eivissa. L´ahir, l´avui i el demà´ 

Una ruta turística por es Puig des Molins

El itinerario cultural y turístico que propone la asociación de vecinos sería un recorrido por los molinos de Poniente

Vicedo es además el guionista del documental en DVD ´Els molins de vent fariners d´Eivissa. L´ahir, l´avui i el demà´, que se presenta esta tarde a las 20 horas en el Club Diario de Ibiza. Es una producción de 20 minutos que no solo contextualiza el valor histórico de unos elementos como son los molinos de viento, sino que incluye abundante documentación histórica y describe el estado actual de cada uno de los molinos que permanecen en el entorno.

PEP RIBAS | IBIZA ­­La Asociación de Vecinos de es Puig des Molins ha diseñado un proyecto para restaurar la estética exterior de todos los antiguos molinos harineros que quedan todavía en este área de la ciudad, incluida en la declaración de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Con ello se pretende recuperar al máximo la silueta característica de este paraje y convertirlo en un atractivo turístico más de la ciudad.

El proyecto incluye la creación de un itinerario turístico por estos molinos, que sería una continuación del ya existente para los bienes patrimoniales de Dalt Vila, muy frecuentado por los turistas. Los promotores consideran que mejoraría considerablemente el valor de la ciudad como destino turístico, según afirma Miguel Eduardo Vicedo, miembro de la asociación de vecinos.....

 

 

Teresa Rullán restaura un huevo de avestruz. J.M.L.R

Ibiza, 10 de Enero 2013

El tesoro oculto del museo de la necrópolis

El Museo Monográfico guarda en su almacén miles de piezas tan valiosas como las exhibidas en sus salas

Arqueología. El reinaugurado Museo Monográfico del Puig des Molins expone en sus cinco salas 2.542 piezas excepcionales. Pero dos plantas más abajo, ocultas y protegidas en el almacén, hay miles más, tan bellas como las que se muestran. Tantas como para llenar dos museos más.

 

JOSÉ MIGUEL L. ROMERO | IBIZA El tesoro del Museo Monográfico del Puig des Molins no es todo el que reluce en sus flamantes cinco salas de la segunda planta. Dos pisos más abajo se conservan piezas tan espectaculares como las expuestas al público desde el 14 de diciembre, pero que o bien ya no cabían en las vitrinas o estas ya contenían objetos parecidos, o al no haber sido halladas en la necrópolis adyacente han de ser ubicadas en otro espacio, como el Museo de Dalt Vila (si algún día reabre, claro).

Los trabajadores dicen sentirse «orgullosos» de su almacén, en cuyos 22 armarios se conservan miles de extraordinarios colgantes, terracotas, monedas, huevos de avestruz, joyas, ungüentarios o vasos de cristal soplado en perfecto estado de revista, listos para ser mostrados al público en cualquier momento en sustitución de los que hay o bien en exposiciones temporales.

Diario de Ibiza, 10 de Enero de 2013

 

Jordi Fernández explica, ante Isabel Cerdà y Enrique Varela, una de las salas del museo. MOISÉS COPA

Ibiza, 13 Dic. 2012

Inauguración | Reabre el Museo Monográfico de Puig des Molins

Cultura aparca la reapertura del Museo Arqueológico de Dalt Vila

 

El Ministerio no asigna ni un euro en los presupuestos de 2013 y trabaja en una inconcreta «idea sostenible de reapertura del museo» | El Museo Monográfico vuelve hoy a estar abierto al público tras 18 años cerrado y seis millones invertidos

JOSÉ MIGUEL L. ROMERO | IBIZA    Casi 18 años después de que el 25 de enero de 1995 cerrara sus puertas, después de decenas de promesas incumplidas y tras una inversión de seis millones de euros en su rehabilitación, el Museo Monográfico y Necrópolis Púnica de Puig des Molins abrió ayer sus puertas oficialmente a las 20 horas con un acto que contó con la presencia del secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle. El ministro de Cultura, José Ignacio Wert, no estuvo presente «por problemas de agenda», según le disculpó por la mañana el subdirector general de Museos Estatales, Enrique Varela. La agenda de Wert debe echar humo, pues las instalaciones del museo reformado estaban ya listas y preparadas (incluso las invitaciones, a falta de escribir los nombres) desde hace dos meses.

Lo primero que ayer agradeció Varela fue «la paciencia» de los ibicencos e insistió, como posteriormente hizo también la directora general de Cultura del Govern balear, Isabel Cerdà, en que pese a no estar abierto al público durante 18 años se siguió trabajando en su interior. Para intentar minimizar la importancia de haber transcurrido cinco olimpiadas y cuatro presidentes del Gobierno español desde que fuera clausurado, Varela usó el siguiente eufemismo: «El museo ha carecido de espacios que hoy se abren al público».

6 millones en la rehabilitación. Varela sacaba ayer pecho sobre el coste de la inversión: «Ha sido muy elevada», dijo, en total, seis millones de euros que se antojan poca cosa si se comparan con los 200 millones que costaron las autovías (que estaban listas en tres años, seis veces menos, lo que da una idea de cuáles son las verdaderas prioridades de la Administración). Cuatro de esos millones fueron a parar a la redacción del proyecto y su ejecución, 1,2 millones a la renovación de las instalaciones, 500.000 euros a la museización y trabajos en los yacimientos, 300.000 a la dotación de equipamientos y 12.000 euros a la restauración de piezas. El subdirector general de Museos Estatales considera que la obra ha permitido «reconvertir a los usos del siglo XXI» un espacio que ya estaba caduco. Del total de 1.514 metros cuadrados de su superficie total útil, ahora dispone de 400 metros cuadrados de exposición permanente distribuida en cinco salas, así como 200 metros para almacén de las colecciones.

«Idea sostenible» para abrir el Museo de Dalt Vila. Enrique Varela confirmó que el Ministerio no ha incluido ninguna partida para recuperar, reformar o reabrir el Museo Arqueológico de Dalt Vila, cerrado desde hace dos años debido a las humedades (por momentos, torrentes) de su interior. Aunque Jordi Fernández, director de esa instalación y de la que ayer fue reabierta, recordó en la rueda de prensa celebrada por la mañana que ambas instalaciones «forman una unidad» y que confía en que Cultura las rescate, todo parece indicar que la historia de la obra interminable del Museo de la Necrópolis podría repetirse: «El Ministerio de Cultura es el primer interesado en no tener cerradas las instituciones museísticas. Por lo tanto, si hay un compromiso que puedo mantener verbalmente es que no es nuestra intención que ese museo no vuelva a abrirse. Ahora bien, el edificio de ese museo es peculiar, está en Dalt Vila, en el casco histórico, en el baluarte, y contiene unos espacios verdaderamente angostos y difíciles para lo que es la accesibilidad», afirmó. De hecho, desde el propio Ministerio advierten de las «dificultades para su adecuación a las condiciones medioambientales y de accesibilidad necesarias». Subrayó Varela que la situación económica no permite «hacer grandes inversiones en materia de equipamientos» y señaló que su departamento «está trabajando con una idea sostenible de reapertura del museo», en hacer «todo lo posible para que de una manera sostenible y rentable y factible se pueda, en el mínimo tiempo posible y con el menor presupuesto posible volver a abrirlo al público». ¿Cuál es el significado de sostenible en ese contexto? «La sostenibilidad de las instituciones y [sic] hacer un ejercicio de responsabilidad en relación al presupuesto. No nos podemos permitir ahora mismo planteamientos del tipo de una nueva sede [en referencia a su hipotético traslado a sa Joveria junto a la biblioteca pública del Estado, otro proyecto gafado], pues no sería sostenible presupuestariamente». Su jefa de prensa explicó luego que por sostenibilidad entienden que se puedan concretar partidas que permitan «su mantenimiento y continuidad».

«Un día de gozo». Tanto para Jordi Fernández como para los trabajadores de la instalación (todos ellos inaccesibles al desaliento), el de ayer fue «un día de gozo», en palabras del director. «Han sido años difíciles, hemos padecido mucho...», señaló. «Pero durante este tiempo no nos hemos rascado la barriga», añadió. La directora general de Cultura elogió, precisamente, la labor de los empleados del museo, que vivieron «condiciones muy adversas». Pese a todo, y prueba de que no se rascaron la barriga, «se dispone de la necrópolis más grande y mejor conservada del Mediterráneo, lo cual no es fruto de la casualidad». Isabel Cerdà indicó que el Govern ha aumentado para el año 2013 un 15% la partida destinada al funcionamiento de esa instalación (pero no supo concretar cuánto dinero suponía) y anunció que hasta principios de abril la entrada será gratuita y que todos los visitantes dispondrán de visitas guiadas sin coste alguno.

Diario de Ibiza, 14 de Diciembre de 2012

 

El director del museo detalla a Rafael Bosch y a José María Lassalle el contenido de una sala. MOISÉS COPA

Ibiza, 13 Dic. 2012                  Inauguración del Museo | El interior

Entre tumbas de plomo y granito

 

La exposición permanente abarca cinco salas en cuyas vitrinas diáfanas se han colocado 2.542 piezas, entre ellas el busto de Tanit, que abarcan desde el siglo VII a.C. al VIII d.C | La muestra temporal enseña los avatares del museo

J. M. L. R. | IBIZA   «¡Quién cojones me habrá mirado mal!», ha exclamado repetidas veces Jordi Fernández, director del Museo Monográfico, durante los últimos 18 años. «El proyecto estaba gafado», admitía ayer, ya aliviado pero pensando aún en «el factor humano» que, ya al comienzo de la odisea en que se convirtió esta obra, retrasó el proyecto, o cuando el techo de la biblioteca se desplomó, o las ejecuciones chapuceras... «Ha habido mala pata, pero no hay que echar la culpa a nadie», asegura educadamente, aunque seguro que daría un par de collejas a más de uno. Su equipo, al mando del conservador Benjamín Costa, tenía preparado el proyecto museológico (el concepto) en 1997, y el proyecto museográfico (el de vitrina a vitrina) en 2005. Los que no hicieron sus deberes fueron otros.

La ejecución final le parece «fantástica, brillante». Sus cinco salas cuentan con vitrinas diáfanas «fáciles de abrir y manipular» para los técnicos. En ellas hay un total de 2.542 piezas que abarcan desde la época fenicia (625 a.C.) hasta el periodo de dominio bizantino (700 d.C.). La finalidad es explicar cómo eran los rituales funerarios en la isla durante esos 14 siglos. «Hemos intentado que tenga un aspecto dinámico y atractivo», señaló Fernández. Para ello hay, además de detalladas hojas explicativas, audivisuales interactivos en cada sala. La primera se denomina ´La eternidad a través del fuego: la muerte en el periodo fenicio (625-525 a.C.)´. Contiene escarabeos, estelas, medallones de plata, ampollas, urnas de incineración y unos enormes cipos (pilastras en memoria de un difunto).

Viaje al Más Allá
´El viaje al Más Allá: rituales funerarios púnicos (525-25 a.C.)´ es el nombre de la segunda sala. En ella se pueden observar desde las navajas que se usaban para depilar los cadáveres («el pelo era impuro», apuntó Fernández) a los ungüentos, recipientes de pasta de vidrio para perfumes, las joyas que adornaban los cadáveres, jarras, recipientes en forma de erizo, askos (especie de vasija para líquidos) zoomorfos, herramientas de esquiladores, carniceros y payeses y la colección más grande de amuletos de hueso de España, algunos contra el mal de ojo, lo que, visto lo sucedido desde 1995, demuestra que son escasamente fiables.

En esa sala se halla también la archiconocida Tanit, hallada en 1913 y que supuestamente procede de Sicilia. No es una de las piezas favoritas del director del museo: le fascinan más los escarabeos, «por la precisión de plasmar en solo 1,5 centímetros todo lo que en ellos se representa», señala. Tanit comparte espacio con 16 huevos de avestruz, relacionados con la regeneración vital: «¿Por qué creéis que se dan los huevos de Pascua en Semana Santa?», dijo mientras mostraba con pasión cada rincón del edificio.

En ´Tiempo de la muerte: enterramientos púnicos (525-25 a.C.)´, la tercera sala de la primera planta, hay objetos como un ánfora que contenía restos de un bebé de seis meses. Bajo ella se había depositado un ungüentario. Allí se explica cómo eran los enterramientos de cremación y de inhumación en fosa.

´Sit tibi terra levis: la muerte en época romana y tardoantigua (25 a.C.-700 d.C.)´ es el tema de la cuarta sala. Incluye un sarcófago de plomo que fue hallado en una obra de la avenida de España y en cuyo interior encontraron los restos de dos niños. Restaurarlo fue complejo debido a los efluvios que suelta el plomo, contó Fernández. Otra pieza curiosa del cubículo es una columna de granito que fue vaciada para ser usada como sarcófago de una criatura.

La quinta sala se dedica al ´Coleccionismo y patrimonio: la colección Sainz de la Cuesta´, que incluye piezas halladas en toda la isla, desde es Culleram a Illa Plana. El director del museo destacó un pequeño pero «espectacular» busto de mármol de Baco desenterrado en 1903 en Can Fita, junto al río de Santa Eulària.

Hay una sexta sala en la que se detalla, en una exposición temporal, la tortuosa vida del museo, desde que Francisco Roca ideó el proyecto hasta cuando, tras ser paralizado a causa de la Guerra Civil, su hijo, Antonio Roca , lo retomó y creó dos plantas más. También hay referencias a la intervención de 1986 y al desastre posterior a 1995.

También ha sido acondicionado «el enorme queso de gruyer» que es, a juicio de Fernández, la necrópolis. Como ha sido imposible introducir en el edificio del museo tres enormes lápidas romanas (una, de Lucio Oculacio), las han colocado en el pasillo que da al hipogeo de la mula, donde al caer un cuadrúpedo en 1946 se halló una enorme cavidad que contenía varias tumbas.

Diario de Ibiza, 14 de Diciembre de 2012

 

 

 

«No esperaremos 18 años para el Museo de Dalt Vila» M.C.

Ibiza, 13 Dic.  2012

«No esperaremos 18 años para el Museo de Dalt Vila»

 

El secretario de Estado de Cultura no da fechas para la reforma del Museo Arqueológico

J. M. L. R. | IBIZA Sin cava (por motivos presupuestarios) y sin los diputados o senadores, ni siquiera los consellers de Cultura (excepto la actual, Pepita Costa, y Carolina Torres, esta por ser diputada), de los últimos 18 años, se reabrió ayer por la tarde el Museo Monográfico. Sí estaba presente José María Lassalle, secretario de Estado de Cultura, que recientemente escribía en El País un artículo de opinión titulado ´Antipolítica y multitud´ en el que recordaba que «quien no conoce la historia, está condenado a repetirla» (Georges Santayana dixit). ¿Se repetirá en el caso del Museo Arqueológico de Dalt Vila, cerrado hace dos años, la historia del Monográfico, en dique seco 18 años? «Ojalá que no. El tiempo pasa demasiado rápido como para no materializar proyectos. Esperemos que no tarde tanto tiempo en cobrar forma», afirmó anoche tras la inauguración. «No se ha renunciado a él –añadió–. Está en la agenda y se cumplirá cuando las condiciones presupuestarias nos lo permitan. Pero le aseguro que no estaremos esperando 18 años», afirmó.

Lassalle comentó que las arcas del Estado están tan mal que «ha supuesto un esfuerzo importante para la Administración, incluso en su etapa final», la financiación de la reforma. En el acto oficial, Lassalle («norteño, de ascendencia francesa y filiación anglófila») comenzó a hablar en catalán, pero a los pocos segundos desveló (y dejó atónitos a algunos presentes) que por su «condición de secretario de Estado» debía a dirigirse a los presentes en castellano. Indicó que «existe el compromiso sincero de que nadie se sienta alejado del resto de sus compatriotas», en referencia a la insularidad que momentos antes mencionó Rafael Bosch, conseller de Cultura balear.

Bosch, tras recordar los «avatares» padecidos durante la reforma del museo, esa odisea constructiva, se centró en aportar una visión «no científica» del balear y del fenicio, ancestro genético del que dijo sentirse muy orgulloso: «Fenicio, a mucha honra». Aunque lo que de verdad se siente es «mediterráneo», cuyas cualidades desgranó a continuación: «Lo que yo pienso que es ser mediterráneo no lo voy a definir científicamente: es una persona que ama el mar, conversar hasta altas horas de la madrugada, beber vino, comer con aceite, compartir con los demás y poner una serie de sentimientos en lo que hacemos». «Y comer langosta», soltó a media voz alguien entre el público sentado en la parte posterior del salón de actos y no ajeno a la reciente polémica sobre la visita del conseller a Cabrera.

Diario de Ibiza, 14 de Diciembre de 2012