Bar CAN XICU       Desde 1905

Carrer de Missa, 7   (Frente Iglesia San Miguel)

07815  Sant Miquel de Balansat  -  Ibiza (Eivissa)

Telf.  (+34)  971 334 416

 

Bar Estanco que fue abierto por sus antiguos familiares situado frente la iglesia de San Miguel

Joyeria NATASHA COLLIS

Carrer de Missa, 5   (Frente Iglesia San Miguel)

07815  Sant Miquel de Balansat  -  Ibiza (Eivissa)

Telf.  (+34)  971 334 654

 

Los diseños de Natasha Collis son obras maestras y cada pieza posee su propio carácter individual. Basada en su irregular firma, mano derretida, 18 quilates, pepitas de oro, colección única que Natasha ha recibido el reconocimiento internacional y la puso entre los diseñadores que cuenta el mundo de la joyería de hoy

Turisme d'interior  CAN PARDAL

Carrer de Misa, 3  

(Junto Iglesia de Sant Miquel)

07815  San Miguel - Ibiza (Eivissa)

Telf.  (+34)  971 334 575

 

Este pequeño y exquisito boutique hotel en una casa típica ibicenca que data del siglo XVI, recientemente restaurada, está situado junto a la hermosa iglesia de Sant Miquel de Balansat formando parte del Conjunto Patrimonio Histórico de "Puig de Missa" en cuya ladera y dominando el valle se encuentra.  La casa es de gruesos muros, techos de madera y suelos de piedra, decorada con estilo hasta el último detalle. En ella se siente y respira la calidez inigualable de su alma mediterránea, y en su tranquilo entorno se puede disfrutar del tiempo y de la hospitalidad de su gente. Por su situación, en uno de los parajes más naturales y mejor cuidado de la isla, hacen de este lugar un punto ideal desde el que organizar excursiones y actividades que nos descubrirán la fascinante magia de Ibiza

Comestibles - Carniceria CAN PARTIT

Aprop Supermarcats

Calle Ronda de la Iglesia, 10 

07815    Sant Miquel de Balansat  -  Ibiza (Eivissa)

Bar - Restaurante CAN CAMETA

Calle de la Iglesia, 10 

07815    Sant Miquel de Balansat  -  Ibiza (Eivissa)

Telf.  (+34)  971 334 947

DARIO BOMÉ

Leather Works & Oriental Gallery    - Desde 1975 -

Calle de la Iglesia, 10  

Apartado 74 

07815 Sant Miquel de Balansat  -  Ibiza (Eivissa)

Telf.  (+34)  971 334 833   -   971 333 396 (Particular)

Restaurante Italiano  

LA LUNA NELL' ORTO

Ctra. del Puerto de San Miguel s/n

07815 Sant Miquel de Balansat  -  Ibiza (Eivissa)

Telf.  (+34)  971 334 599

 

La Luna Nell´Orto se encuentra al Norte de Ibiza, en el pueblo de Sant Miquel, entre bosques y valles. Un lugar privilegiado para poder disfrutar de la mejor compañía en la isla más mágica del mediterráneo

Bar - Restaurante CAN REI

Calle Port,  2   (Cruce puerto San Miguel)

07815 Sant Miquel de Balansat  -  Ibiza (Eivissa)

Telf.  (+34)  971 334 559  -  675 729 240

 

Especialidad en cocina ibicenca, menus caseros, paellas, pescado fresco al gusto, bullit de peix, parrilladas de pescado….

Restaurante CAN SULAYETAS

Ctra. San Miguel a San Mateo

07815 Sant Miquel de Balansat  -  Ibiza (Eivissa)

Telf.  (+34)  971 334 567    

 

Antiguo bar de pescadores, donde se confeccionaban, reparaban las redes y los vecinos se reunían, fue convirtiéndose poco a poco en el punto de encuentro de la zona. Se comenzaron a servir bebidas y algo para picar hasta que finalmente se convirtió en bar restaurante.  Hoy día Can Sulayetas es uno de los restaurantes mas populares de San Miguel y conocido por todos los residentes, siendo el punto de encuentro tanto en invierno como en verano. 

Modas TRAPELL

Calle Ibiza,  1

Edificio Can Truy

07815 Sant Miquel de Balansat  -  Ibiza (Eivissa)

Telf.  (+34)  971 334 633       neus_costariera@hotmail.com

Hotel SA VINYA DEN PALERM

Venda de Rubió,  193

07815 Sant Miquel de Balansat  -  Ibiza (Eivissa)

Telf.  (+34)  971 334 909  -  639 711 700   

 

Finca Rural ibicenca transformada en un agroturismo, donde el huésped podrá disfrutar de la naturaleza y la tranquilidad en un entorno idílico. Situada en la zona norte de la isla, en Sant Miquel de Balansat

 

 

 

 

 

 

 

NOTICIAS

 

Un viejo bar en el pueblo de Sant Miquel

El estanco y bar Can Xicu, junto a la iglesia de Sant Miquel, conserva su aspecto antiguo en un ambiente tranquilo y familiar

Por increíble que pueda parecer ahora, junto a la iglesia de Sant Miquel –«asequible desde todos los vientos, desde todas las distancias», como escribió Marià Villangómez– hubo hasta cuatro pequeños bares. Ahora ya solo queda uno, Can Xicu, bar y estanco al mismo tiempo, solitario en la paz de esta cima privilegiada.

Un par de mesas fuera y otras tres dentro, con sus sillas, sobre el viejo y lustroso trespol que todavía soporta bien zapatos y botas de los visitantes. Un pequeño mostrador de madera. Algunos taburetes altos. Un gran ventilador en el techo que abarca más de lo que podría sospecharse. Algunos cuadros colgados de las paredes blancas.

En Can Xicu –o Can Xicu de sa Torre, para ser más precisos, aunque ya nadie hace uso de esta segunda parte del nombre– se respira tranquilidad a todas las horas del día, la misma que comparten los dos o tres comercios que vinieron a sustituir a aquellos viejos bares ya desaparecidos.

Esta plaza de la iglesia de Sant Miquel tal vez sea la plaza más tranquila y solitaria de la isla: se entiende así que el poeta Villangómez, en su estatua, bajo la sombra de unos plátanos, continúe también aquí leyendo interminablemente, para toda la eternidad. Desde el interior del bar, su sombra de bronce parece que, mientras pasa las páginas, vigila a quienes beben o vienen a comprar tabaco.
Cati Planells se ocupa de este establecimiento, del que resulta difícil determinar la fecha de su fundación. Fue un tío abuelo suyo, llamado Vicent Tur Juan, quien abrió sus puertas por primera vez. Entonces era solamente bar y, como los otros bares vecinos –Can Planells, Can Pep Partit y Can Josepet– se llenaba de hombres los domingos –las mujeres no entraban– para beber o jugar a las cartas. Ir a misa una vez a la semana significaba también esto.
El establecimiento fue heredado por su sobrino, Xicu, quien con su mujer, Maria, se ocupó durante décadas del mismo y lo convirtió también en estanco y en estafeta de correos. De este lugar salieron muchas cartas hacia América, hacia el corazón de los hijos emigrados. Muchas de ellas las escribía al dictado el propio Xicu, porque siempre había más cartas por escribir que personas que supieran hacerlo.

Gente variopinta
Cati Planells no oculta su satisfacción por haber decidido seguir con la tradición, heredada de sus abuelos. Pero no debe extrañar a nadie, pues pertenece a una familia que ama las tradiciones: su padre es Antoni Planells, Toni d'en Planes, uno de los sonadors más importantes que ha dado esta isla. En la trastienda del mismo bar puede visitarse un pequeño museo de antiguos instrumentos musicales pertenecientes a la familia. Bar, estanco, museo... En definitiva, un acogedor punto de reunión, sencillo como era todo cuando el mundo era sencillo y a nadie le gustaba complicarse la vida.
Hasta Can Xicu se acerca cada día la gente variopinta del pueblo: desde campesinos ya jubilados hasta extranjeros que ahora ocupan muchas de aquellas fincas a las que costaba tanto sacar algún provecho. Se bebe, se compra tabaco y se conversa sobre los problemas del pueblo. Además están los turistas que suben hasta aquí para visitar la iglesia, asoman la cabeza con sorpresa, entran o se van.
No faltan los artistas, que siempre buscan lugares diferentes: aquí tienen uno bien especial. (Tal vez el primer artista en llegar fue el pintor valenciano Amadeo Roca, que vivió en el piso de arriba durante un tiempo, en los años 30, de muy grato recuerdo para la familia, a la que continuó visitando años después). Y en los años 60 no faltaron tampoco los hippies, que venían también para pasar las horas y para buscar el dinero que, puntualmente, recibían de sus familias: «mi abuelo –dice Cati Planells– alucinaba, porque no había visto nunca tanto dinero como el que solían recibir los hippies.»
En aquellos tiempos, al bar se iba también, quienes lo necesitaban, para recoger la llave del cementerio. Y a la familia también le correspondía tocar la campana de la iglesia cuando había un muerto en el pueblo: la manera popular de avisar a los vecinos.
«El lugar gusta tanto a la gente que es un placer trabajar aquí», concluye Cati Planells, que ha sabido continuar, sí, con una tradición familiar de casi cien años, pero que, al mismo tiempo, ha sabido observar este establecimiento antiguo con los ojos admirados y agradecidos de quienes lo han visto y continúan viéndolo por primera vez.

Diario de Ibiza, 10 de agosto 2011

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios

 

 

Jaume Riera      Telf - Wassap  675 86 76 89

 

primeresfotos@hotmail.com    -   eivissarural@hotmail.com