Vicent Marí, alcalde de Santa Eulària, hace el saque de honor con el que quedó inaugurado el recinto. lorena portero

23.08.2013 | 00:20

Adiós a los partidos sobre tierra

Vicent Marí, alcalde de Santa Eulària, inaugura el campo de fútbol de Santa Gertrudis, dotado de césped artificial Las obras de la instalación, pedida desde 2003, acumulaban diez meses de retraso Ahora todo el fútbol pitiuso se jugará en piso sintético

 PABLO SIERRA DEL SOL | SANTA GERTRUDISTocaba corretear por el prado sintético en vez de sostener pancartas en las que se pudieran leer lemas del tipo «Volem camp de gespa ja!», mensaje que hicieron visible un 4 de diciembre de 2003 los jugadores más jóvenes de la Associació Esportiva Santa Gertrudis. Entonces, hace casi una década, comenzó una lucha que quedó oficialmente concluida ayer. La de contar con césped artificial en el campo municipal de Fruitera, la última población pitiusa (con entidad balompédica) en disponer de una instalación de pasto. A pocas semanas para que arranque el fútbol base, la 2013/2014 pasará a la historia por ser la primera campaña sin partidos sobre rectángulos de tierra.......

 

 


Los mejores miniconductores, en Santa Gertrudis VICENT MARÍ

Santa Gertrudis, 20 de Abril de 2013

Los mejores miniconductores, en Santa Gertrudis

El parque infantil de tráfico de Santa Gertrudis acogió ayer por la mañana la final del II Concurso Insular de Educación Vial

El parque infantil de tráfico de Santa Gertrudis acogió ayer por la mañana la final del II Concurso Insular de Educación Vial, en el que participaron escolares de todos los municipios de Ibiza. Los niños, de entre ocho y trece años, eran los seleccionados en las clasificatorias celebradas en cada municipio después de que los monitores de las diferentes policías locales los instruyeran. Los concursantes se enfrentaron a una prueba teórica sobre normas y señales de circulación y a otra práctica, en la que debían demostrar su destreza con karts y bicicletas.

Diario de Ibiza, 21 de Abril de 2013

 

 

 

En la oscuridad, un pelotón de atletas atravesó Santa Gertrudis. VICENT MARÍ



Santa Gertrudis, 24 Oct. 2012                             Atletismo. V Cursa de sa Sobrassada

Adrián Guirado no quiere frenar

El santaeulaliense estrena su palmarés en la carrera de Santa Gertrudis y alarga su imparable racha de primeras plazas

 

 

 

 

Jovenes "Balladors" animando el dia Homenaje a la Gente Mayor

 

 

Santa Gertrudis, 9 Nov. 2012

 

The Pork Festival y Pota Lait inauguran las fiestas de Santa Gertrudis

REDACCIÓN | IBIZA   Santa Getrudis inaugura esta noche sus fiestas con The Pork Festival, una cena popular en la que habrá vino payés, sobrasada y pan y a la que la comisión de fiestas invita a los asistentes a llevar un instrumento musical. La noche continuará con la actuación de Pota Lait, que presentará su nuevo disco. La celebración continuará el sábado con competiciones deportivas por la mañana y actuaciones, el espectáculo ´This is Michael Jackson´ y música con Javi Box.             Diario de Ibiza, 9 de Noviembre de 2012

 

Toni Serra en Can Pep Roig, en Santa Gertrudis. J. A. RIERA

Santa Gertrudis, 2 de Nov. 2012 Itinerarios

Una tarde tranquila en Can Pep Roig

Comenzó siendo tienda y taberna hace casi cien años y desde 1939 es el único estanco de Santa Gertrudis y uno de sus negocios más populares 
VICENTE VALERO | IBIZA   El verano pasa por Santa Gertrudis, por sus escasas calles bien pobladas de bares y restaurantes, como un vendaval turístico. Luego llega la calma, que es la calma de siempre, con los mismos rostros, las mismas miradas, casi seguramente las mismas conversaciones.

Muchos negocios cierran y se despiden hasta el verano que viene. Otros, sin embargo, continúan abiertos todo el año. La iglesia preside la plaza y, por lo tanto, el pueblo entero, como lleva haciéndolo desde hace dos siglos. Y ahí está también Can Pep Roig, el estanco y botiga, con cerca de un centenar de años a sus espaldas, que tampoco cierra nunca: uno de esos pocos lugares que existen todavía en los pueblos ibicencos que se ocupan, sin pretenderlo, de conectar el presente con el pasado, la realidad con la melancolía.

Se podría pensar que no son un mal negocio los estancos porque son ya casi lo único antiguo que pervive en los pueblos, además de la iglesia con su casa parroquial, claro. Toni Serra Roig lo niega, dice que las comisiones son bajas y los impuestos muy altos, y asegura que solamente da para vivir, aunque, eso sí, parece que «como un buen sueldo». Él es la cuarta generación que se ocupa de esta botiga, que fue también, hasta hace muy pocos años, taberna, y que desde 1939 es el único estanco del pueblo.

Antes de Toni, se ocuparon del negocio su madre, María Roig, su abuelo, Toni Roig, y su bisabuelo, Pep Roig. Este último, que dio nombre a la casa, fue el fundador. Debió de ser un hombre importante, pues también fue alcalde de Santa Eulària.

Estanco desde 1939
Toni Serra Roig guarda papeles aquí y allá que hablan de algunas de estas cosas, como por ejemplo un certificado de la Compañía Arrendataria de Tabacos, fechado el 16 de enero de 1939 en San Sebastián –la guerra civil todavía no había terminado–, dirigido a su abuelo y en el que puede leerse lo siguiente: «En uso de las facultades que me están conferidas, he tenido a bien nombrar a usted Expendedor de Tabacos y Timbre de Santa Gertrudis (Baleares), a reserva de las disposiciones que se puedan dictar en lo sucesivo. Como remuneración de su cargo percibirá usted, en la forma y cuantía establecidas, los premios correspondientes por tabacos y efectos timbrados».

Desde entonces, coles, boniatos y tomates comparten espacio con puros y cigarrillos. Si son o no buena compañía no es asunto de nadie, y mucho menos nuestro. Pero el pintoresquismo aumenta a medida que uno va observando las viejas estanterías donde se apiñan los paquetes de pasta, las botellas de vino, los huevos kinder, las galletas, los paquetes de Colón, los botes de espárragos, los insecticidas y los siempre coloridos y llamativos cartones de tabaco. Este es, desde luego, uno de los encantos de Can Pep Roig, además de su persistente y sobria decoración, en la que destaca el largo mostrador de madera sobre el que uno puede encontrar, entre otras muchas cosas, la prensa local del día.

Clientes diversos
La gente que acude a Can Pep Roig es bastante diversa. Están los que entran solo para comprar tabaco. Piden su marca habitual, pagan y se van. Están también los que entran para comprar fruta o verdura, productos de la finca propia, conocedores de su calidad. Están los que entran para hablar un rato con el dueño, de caballos, conejos o del tiempo que hace.

Y luego hay mucha gente también que parece que va a entrar pero no entra, que se queda en la puerta mirando el interior. Y es que para el turista, Can Pep Roig es, por supuesto, un punto de interés fotográfico.

Una mujer entra y pide higos secos. Bueno, pues también hay higos secos. Un turista español entra y pregunta si las coles son ibicencas. Claro que sí, hombre. Un americano entra y pide tabaco americano. En fin, esto es lo que más hay. Una chica compra una postal mientras pregunta si la vista es del pueblo. No, qué va, es de Sant Antoni. Etcétera.

Hasta no hace muchos años, la gente entraba también para pedir la llave de la iglesia o del cementerio. Y si uno se perdiera entre las calles de este pueblo algún día –cosa muy poco probable– habría que entrar en Can Pep Roig para pedir ayuda.

El lugar es antiguo, sí, pero la calle donde se encuentra ha estrenado nombre y placa hace pocos meses. Can Pep Roig se encuentra ahora, por designios municipales, en el flamante Passeig de Santa Gertrudis, número 1.

Diario de Ibiza, 2 de Noviembre de 2012

 
 
 
 
 

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios