Playa RACÓ DE S’ALGA

 

Formentera

 


Racó o Platja de s’Alga está en s’Espalmador, una isla de 1,5 millas de longitud y 0,7 millas en su mayor anchura, así como casi unida a Eivissa en su zona sur por Pas de s’Espalmador y a siete kilómetros de Formentera (la Savina). Se encuentra situada entre las puntas de s’Arena y de Castevi, formando la ensenada semicircular de s’Alga. En este entorno natural se puede practicar el nudismo. 

Esta playa paradisíaca y virgen se caracteriza por tener dimensión kilométrica, talud de fina arena blanca, extenso sistema dunar ocupando su parte trasera, fijado por sabinas y agua cristalina. Una de sus atracciones es el baño de lodo sulfuroso que, supuestamente, posee efectos beneficiosos para la piel. 

Las condiciones marinas y subacuáticas aconsejan fondear una embarcación tomando el máximo de precauciones, puesto que se registran escollos, islotes, restinga y una profundidad escasa. 

Sa Torreta, atalaya defensiva, construida durante el siglo XVIII, y una casa payesa son las huellas edilicias dejadas por el hombre en este entorno natural, propio de una película de aventuras. La belleza del islote de s’Espalmador es tal que incluso los estudios Walt Disney barajaron tomarla como modelo para diseñar la Isla de Nunca Jamás para su filme Peter Pan. 

El acceso a Racó de s’Alga tan sólo se puede llevar a cabo en barco, ya sea de propiedad particular o con una naviera que realiza excursiones hasta este inmenso arenal. Aun así, registra una afluencia masiva de bañistas locales y turistas. 

Si la playa dispone de vigilancia está obligado a seguir las instrucciones de los socorristas y la señalización de las banderas. La bandera roja indica baño peligroso e implica la prohibición de bañarse. La bandera amarilla indica precaución, pero se permite el baño. La bandera verde indica baño permitido. La bandera naranja se usa para indicar que el socorrista se encuentra ausente. Si la playa no dispone de vigilancia o el servicio no se encuentra operativo, sea prudente y disfrute de la playa evitando correr riesgos innecesarios. 
Las ordenanzas municipales prohíben el acceso a las playas de los animales de compañía por razones de seguridad e higiene. 

 

 

 

 

 

 

 

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios