FIESTAS CALA DE BOU

 

Port des Torrent  –  Ibiza (Eivissa)

 

Día grande en Cala de Bou con misa rociera y comida popular - Vicent Marí

Día grande en Cala de Bou con misa rociera y comida popular

Con la diana floreada a cargo de la agrupación musical Nuestra Señora de los Dolores que tuvo lugar a las nueve de la mañana, Cala de Bou dio ayer comienzo a las populares fiestas del barrio. A las 12.30 continuaron con una misa cantada por el Coro Rociero de la Hermandad Nuestra Señora del Rocío de Sant Antoni. Posteriormente actuó el grupo folklórico de Sant Jordi. Sobre las 13.45 hubo un cuentacuento y juegos con Tita Aurora, mientras a las 14.30 horas dio comienzo la comida popular con rifas, amenizada por la música de los hermanos Padilla. Los festejos continuarán el próximo domingo a las 14 horas con una comida organizada por el Consistorio de Sant Josep para los mayores de 60 años en el hotel Blau Park.               Diario de Ibiza, 19 de octubre 2015

Cala de Bou despide sus fiestas con una comida j. A. Riera

Cala de Bou, 13 de Octubre de 2013

Cala de Bou despide sus fiestas con una comida

El barrio de Cala de Bou despidió ayer sus fiestas con una misa rociera cantada por la Hermandad Nuestra Señora del Rocío y el Grup Folclòric de Sant Josep. Una comida popular seguida de un baile cerró el programa festivo, que se ha prolongado desde el domingo día 6. El 9 de noviembre se celebrará una comida de homenaje a los mayores.

Diario de Ibiza, 14 de Octubre de 2013

Grupo Folklórico de Sant Jordi, a su entrada en la carpa. J. A. RIERA
Cala de Bou, 14 de Oct. 2012           Fiestas

Comunión de Ibiza y Andalucía

Los vecinos de Cala de Bou despiden sus fiestas con una misa con el coro Hermandad Nuestra Señora del Rocío y ´ball pagès
El día grande de las fiestas de Cala de Bou combinó cultura andaluza e ibicenca en total armonía. Coro rociero y ´ball pagès´, jamón asado y ensalada payesa fueron los ingredientes de la fiesta, que tuvo como acto central la misa con el coro Hermandad Nuestra Señora del Rocío y la actuación del Grupo Folklórico de Sant Jordi. La asociación de vecinos hace un balance «excelente» de las actividades de este año.

LAURA FERRER ARAMBARRI | CALA DE BOU    El coro rociero Hermandad Nuestra Señora del Rocío protagonizó ayer la misa de las fiestas de Cala de Bou, oficiada por el párroco de Sant Agustí, Álvaro González, que se celebró en la carpa, llena a rebosar de vecinos.

El vicepresidente de la Asociación de Vecinos de Cala de Bou, Juan Antonio Burgos, se mostraba «encantado» con la gran participación de los vecinos. «Todo ha ido muy bien aunque, claro, el viernes por la noche cuando estábamos en lo mejor cayó tanta agua que nos subía por encima del tobillo, esto era un río. Pero el programa ha gustado mucho y todo son alabanzas. Hemos tenido muchísima gente, no nos lo creíamos», confesaba.

La misa terminó con la interpretación de la Salve Rociera, que fue coreada por buena parte del público en su conocido estribillo: «Al rocío yo quiero volver/ a cantarle a la Virgen con fe/ con un olé, olé, olé, olé, olé». El espectáculo continuó con la actuación del  Grupo Folklórico de Sant Jordi, que acaparó fuertes aplausos en cada una de sus curtes y llargues.

Otro ejemplo de la perfecta simbiosis entre el folclore y costumbres de la isla y Andalucía fue la oferta gastronómica de la comida popular que organizó la asociación. Al mando de los fogones se puso Fidel Ortiz, expresidente de la asociación de vecinos. Ayudado por Ángel Pérez, preparó un jamón de cerdo al horno «con una salsa exquisita que va con una ensalada payesa, que es algo fabuloso, hay que probarla», subrayaba. Preparó cinco jamones completos, aproximadamente 70 kilos de carne, que dieron para repartir un centenar de raciones. El objetivo era recaudar fondos con los que financiar las actividades de la asociación vecinal. «Sin esta ayuda no podríamos pagar a los artistas que vienen ni nada», recordaba Ortiz.

El conseller Vicente Roig, la alcaldesa, Neus Marí,  además de varios miembros del equipo de gobierno municipal y de la oposición como Josep Marí Ribas o María Ángeles Mostazo, participaron en la eucaristía en la que la más participativa fue la consellera Carmen Domínguez, que se ocupó de la primera lectura.

Aunque el grueso del programa ha finalizado, el punto final de las fiestas de  Cala de Bou será el próximo sábado 20 de octubre con la comida homenaje a los mayores que organiza el Ayuntamiento.                               Diario de Ibiza, 15 de Octubre de 2012

Carpa abarrotada durante la celebración de la misa, con participación del Coro Rociero. VICENT MARÍ
Cala de Bou, 2 Oct. 2011
Menos de 7000 euros

De fiesta pese a los recortes

Cala de Bou mantiene su poder de convocatoria pese a los tijeretazos que la Administración ha impuesto en su presupuesto
JOSÉ MIGUEL L. ROMERO | CALA DE BOUEl gaditano José Fénix, tesorero de la asociación de vecinos de Cala de Bou, se fue a dormir el sábado a las dos de la madrugada, tras atender toda la jornada la barra de las fiestas del barrio. A las cinco conducía un camión del servicio de limpieza de Sant Antoni y seis horas después estaba de vuelta en la carpa que acoge los festejos. Así lleva cuatro días. A él y al resto de la directiva de la asociación no les queda más remedio que hacer ese esfuerzo si quieren mantener vivas las fiestas de Cala de Bou, 27 años latiendo, y recaudar dinero para sus arcas, resentidas tras los recortes a las que les han sometido las administraciones. El Consell, por ejemplo, les reunió poco después de que el nuevo equipo de gobierno tomara posesión para advertirles de que se olvidasen de los 7.000 euros que percibían anualmente. Y el Ayuntamiento de Sant Josep, el otro surtidor de fondos (por una cantidad similar), les redujo en un 25% su aportación.

Ayer confiaban en vender 180 tiques de la comida de mediodía para que su caja de caudales recobrara el pulso: jamón de cerdo al horno con ensalada payesa y postre por solo seis euros los adultos y cuatro los chavales, un precio magnífico por semejantes viandas. La mitad del presupuesto de este año se les ha ido en pagar el concierto de Statuas d Sal y su equipo de sonido. Con el dinero recaudado estos días en la barra posiblemente también darán los últimos retoques al remolque que acaban de comprar y en el que ya preparan la carroza para Reyes, que hasta ahora les prestaba la asociación de padres de alumnos de Can Coix.

Pese a esos incesantes tijeretazos, los políticos, que ven aproximarse  a velocidad de vértigo el 20-N, se dejaron ayer ver en Cala de Bou: hasta tres ediles del equipo de gobierno (Albert Marí, Ángeles Mostazo, Francisco Ramón), tres del PP (entre ellos Neus Marí y Serafín Grivé) y la concejala de Nova Alternativa Encarna Castro, que, además, leyó durante la homilía la parábola de Isaías 5:1-7, que concluye así:  «Esperó justicia, y ahí tenéis: lamentos», lo cual da pie a más de una lectura en el caso de esta disidente popular, que seguro que hubiera cambiado ese texto por el que le tocó poco después a la consellera de Participación Ciudadana, Carmen Domínguez, la carta del apóstol San Pablo a los Filipenses, para poder clamar que «todo lo que es virtud o mérito, ténganlo en cuenta».

Con estola verde (la de los días en que no hay fiestas especiales) sobre su inmaculada alba (aunque se transparentaba su niki a rayas celestes), el párroco de Sant Agustí, Álvaro Enrique González Mesa, ofició la misa con su dulce seseo colombiano: «Hay que creer en la Iglesia, aunque no hayamos sido perfectos», dijo durante el acto religioso. González llegó a Ibiza hace cinco años tras pasar una década en Brasilia (Brasil), dos años en Roma y otros dos en Medellín, su ciudad natal, donde se ordenó en 1991. De América Latina echa de menos «el fervor» religioso, la fe, cómo se llenaban sus iglesias, el entusiasmo de la juventud. Y la batería y guitarras eléctricas que en ocasiones ambientaban la ceremonia: «Algunas duraban 90 minutos y la gente protestaba porque quería que siguiera más tiempo. Aquí, se quejarían», comenta sonriente y sin acritud. Porque si algo tiene este sacerdote –al que le encanta jugar al fútbol–  es su carácter bromista: nada más acabar la misa de ayer, tras el epílogo del ´Salve rociero´, sacó de su bolsillo una minicámara de juguete (del tamaño de una caja de cerillas) con un pequeño flash y simuló que fotografiaba a los feligreses. «Y me sé 1.500 chistes». ¿Alguno verde? «Uff, me los cuentan , pero yo no me atrevo, me da corte», responde azorado el párroco de Sant Agustí.

Diario de Ibiza, 3 de Octubre de 2011

 

 

Cala de Bou, 3 Oct. 2010
Fiestas de la localidad

Devoción por el Rocío en Cala de Bou

 Se celebró una misa rociera con la participación del Coro Rociero de Sant Antoni
REDACCIÓNLas fiestas de Cala de Bou celebraron ayer su quinta jornada con un completo programa en el que destacó la misa rociera con la participación del Coro Rociero de Sant Antoni.

La ceremonia terminó con la actuación de la Colla Payesa de Sant Jordi. Gran parte de los vecinos se sumaron a la comida popular y al baile posterior

Diario de Ibiza, 4 de Octubre de 2010

 

 

 

Al mediodía, los vecinos de esta zona de Sant Josep contemplaron una exhibición de baile ibicenco. J. A. RIERA

Cala de Bou, 12 de Oct. 2009

Cala de Bou, barrio sin problemas

 Una misa rociera, bailes ibicencos, actos deportivos y sociales, y una comida de hermandad reunieron a varias docecenas de vecinos en las fiestas populares

SANT JOSEP | A. P- Docenas de vecinos de Cala de Bou asistieron ayer por la mañana a la misa rociera y al posterior ball pagès que se celebraron en la carpa situadas junto a las oficinas municipales, al final de esta zona turística de Sant Josep.
A primeras horas de la mañana una diana floreada despertó a los vecinos y poco después tuvo lugar una prueba ciclista puntuable para la Challenge de Ibiza. En torno a la una de la tarde tuvo lugar otra prueba ciclista popular por los alrededores de la carpa para categorías alevín e
infantil y, más tarde, alrededor de un centenar de personas asistió a la comida a base de pierna de cerdo al horno.
Los vecinos también celebran con el programa de actos el 25 aniversario de la constitución de la asociación, que desde el primer año, organizan fiestas populares. Fidel Ortiz, presidente de los vecinos, explicó que sa Cala de Bou es un barrio tranquilo. «Hay una armonía grande entre los vecinos y a pesar de que siempre hay algunas cosas, todo está fenomenal y creo que el Ayuntamiento se porta muy bien con nosotros y el barrio».
Las fiestas continuarán el próximo sábado día 17 con una comida en homenaje a las personas mayores de Cala de Boy y el domingo, 25, tendrá lugar una misa en la parroquia de Sant Agustí a las 12,30 y una comida para celebrar el 25 aniversario de la asociación de vecinos, limitada exclusivamente a los socios.
Los festejos comenzaron el sábado día 3 con una serie de actividades deportivas y de artes marciales.                       Diario de Ibiza, 13 de Octubre de 2009

 

 

 

 

 

Jaume Riera      Telf - Wassap  675 86 76 89

 

primeresfotos@hotmail.com    -   eivissarural@hotmail.com

 

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios