CORAZÓN DE JESÚS

Cor de Jesús  -  Montecristo

 

 



Fiesta en Montecristo 2012

Cor de Jesús

Bendiciones renovadas en la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús

 
Alrededor de 150 personas asisten a la misa oficiada junto al monumento en Montecristo
 
RAÚL SÁNCHEZ | PUIG D´EN VALLS  ­El obispo de Ibiza, Vicente Juan Segura, renovó la bendición a todos los términos de la Diócesis de Ibiza y Formentera en la fiesta celebrada en honor del Sagrado Corazón de Jesús. El buen tiempo acompañó y alrededor de 150 personas asistieron a la eucaristía cooficiada al aire libre por el obispo y ocho sacerdotes de parroquias cercanas, ayer por la tarde junto al monumento al Corazón de Jesús en Montecristo, en el término de la parroquia de Puig d'en Valls.

Los actos protocolarios siguieron el guión habitual: eucaristía, procesión por los alrededores, bendición de los términos de la Diócesis y de todos los asistentes, con petición de una especial protección para los fieles, sus familias y para las personas más necesitadas, y renovación de la consagración de las Pitiusas al Sagrado Corazón de Jesús.

Los integrantes del coro de Puig d´en Valls acompañaron la ceremonia con canciones religiosas mientras el obispo repartía las bendiciones, con el olor a incienso impregnando el ambiente. Al concluir los actos religiosos estaba prevista una merienda en la que los asistentes iban a compartir frutos de la tierra.

Esta tradición se perdió varios años pero el actual obispo la ha revitalizado. La eucaristía debería celebrarse el primer viernes después del Corpus Christi pero el Obispado prefiere trasladar los oficios a un domingo para que puedan congregrarse más fieles. La construcción del monumento de Montecristo partió de una idea promovida por el obispo Antoni Cardona Riera, Frit, en 1946. Antoni Sanjuan esculpió la estatua y la base es obra de Joan Serra, un empresario de Palma. La obra civil corrió a cargo de su colega ibicenco Joan Costa, Coroner.

Diario de Ibiza, 18 Junio 2012

 

 

 

Fiesta en Montecristo 2011

Los fieles que acudieron ayer a Montecristo procesionan el Sagrado Corazón de Jesús. LORENA PORTERO

Los fieles renuevan su devoción al Corazón de Jesús

Más de 300 personas acuden a la eucaristía y a la procesión en el monumento de Montecristo - Un coro canta canciones religiosas mientras el obispo bendice a todos los asistentes
RAÚL SÁNCHEZ | IBIZA  ­Más de 300 fieles renovaron ayer por la tarde su devoción al Sagrado Corazón de Jesús en la fiesta que se celebró, como todos los años, en el momumento al cor de Jesús en Montecristo. El día estuvo nublado pero el mal tiempo no impidió que el obispo de Ibiza, Vicente Juan Segura, oficiase la eucaristía al aire libre, con la ayuda de varios sacerdotes. Después de la misa se celebró una procesión con la Custodia del Santísimo y un coro cantó canciones religiosas.

Esta tradición se remonta a hace más de seis décadas, puesto que en 1946 el entonces obispo Antoni Cardona Riera Frit promovió la construcción del monumento, proyectado por el arquitecto municipal de Vila, Moragues. El artista encargado de construir la estatua fue el escultor valenciano Antoni Sanjuan y la base fue obra de Joan Serra, un empresario palmesano. Su colega ibicenco Joan Costa Coroner se hizo cargo de la obra civil.

Tradición revitalizada
La tradición se perdió durante algunos años pero en 2005 monseñor Vicente Juan Segura se encargó de revitalizar esta devoción, que el año pasado congregó a cerca de 400 fieles, según informa un portavoz del Obispado.

La tradición indica que la fiesta se celebre el primer viernes después del Corpus Christi. Sin embargo, el Obispado prefiere que la celebración se haga un domingo, para que sean más los fieles que puedan asistir.

Entre los actos previstos destaca la bendición de los términos de toda la Diócesis, momento que se aprovecha para solicitar «la especial protección del Corazón de Jesús sobre todos y cada uno de los presentes, sus familias y sus seres queridos».

Además, el Obispado tenía previsto renovar la consagración de Ibiza y Formentera al Corazón de Jesús. Al concluir los actos religiosos se iba a celebrar una tradicional merienda con cocas, sobrasadas y otros productos típicos de las Pitiusas traidos por los asistentes.
Diario de Ibiza 4 de Julio 2011
 
 

EL MONUMENTO AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

18/6/2006

Se cumple en este año el 150º aniversario de la extensión a toda la Iglesia Universal de la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús. Es esta una efeméride que no debe pasar desapercibida, pues conlleva en sí toda una serie de consecuencias para la vida de los cristianos y, consecuentemente, de la sociedad en la que vivimos, nos movemos y existimos y a la que servimos según los preceptos del Evangelio.        

La contemplación del Corazón de Jesús no es un añadido o una opción intrascendente de la existencia cristiana. Forma parte de la esencia misma del ser cristiano. En efecto, el cristiano es el que cree que es amado por Dios, que es fruto del amor de Dios y, consciente de ello está llamado a orientar sus opciones de vida de modo que se trasluzca este amor. Toda la revelación cristiana tiene en este enunciado su centro.        

Las comunidades cristianas de Ibiza, con el buen sentido que las caracteriza, han mantenido siempre la conciencia vida del amor de Dios,  que requiere ser difundido entre los demás, plasmándolo en sus ricas y variadas manifestaciones, con las cuales se ha ido configurando la identidad pitiusa. Oyendo hablar a las personas mayores, se emociona uno cuando escucha cómo el auténtico espíritu de los ibicencos es el que se manifiesta cuando todos hacen piña con una persona o con una familia que pasa por un trance de necesidad. Esa bondad natural, alimentada por las exigencias de la fe, es una de las riquezas morales de este pueblo, hoy presente también en las diversas actividades educativas, asistenciales, caritativas, etc. de la diócesis, valiosa y generosa contribución al progreso de la sociedad.        

Toda la actividad cristiana, pues, está alimentada en la conciencia viva del amor de Dios, que empuja al que lo experimenta a comprometerse en hacer partícipes de ese amor a los demás. Y en la tradición cristiana, desde hace muchos siglos, ese amor se representa en el Corazón de Jesús, ese corazón que se le reveló a Santa Margarita María de Alacoque en Paray-le-Monial con la leyenda: “He ahí el Corazón que ha amado tanto a los hombres”.        

Es esta una buena ocasión para recordar que en lo alto del Puig de na Ribes, no lejos de la carretera que une Eivissa con Sant Antoni, en el término municipal de Santa Eularia y dentro del territorio de la Parroquia de Puis d’en Valls, rodeado de pinos y chales, pero levantándose erguido, se encuentra el monumento del “Cor de Jesús”. Fue para mí una agradable sorpresa cuando la primera vez que circulé por dicha carretera, ver la indicación de tráfico que la señala; no pude resistir la tentación de conocerlo y me dirigí allí, quedando prendado de la belleza del paraje y, sobre todo, de la espectacular estatua que, obra del escultor valenciano Antonio Sanjuán, recuerda aquella que pende sobre los acantilados del Río de Janeiro. Desde ese imponente lugar, la imagen silenciosa del Corazón de Jesús habla al corazón de los ibicencos y de cuantos pasan por allí del amor de Dios.        

El lugar donde se levanta el monumento estuvo ocupado con anterioridad por un molino de harina, es molí de na Ribes, y fue escogido por el Obispo Antoni Cardona Riera. El 12 de octubre de 1947 fue día elegido para la inauguración y en ese día, miles de ibicencos lo celebraban cono uno de los mayores acontecimientos de su existencia.        

Cuenta el Boletín Oficial del Obispado de Ibiza que aquel día “a la 1,30 de la tarde, se repicaron las campanas de todas las iglesias de la ciudad, que ya la víspera habían anunciado a todos los fieles el fausto acontecimiento. Mientras tanto, un resquicio de sol iluminó, como presagio de bonanza, el monte del Sagrado Corazón”.        

Este año estamos celebrando en  la diócesis de Ibiza en 50º aniversario de la Coronación canónica de la Virgen de las Nieves, que clausuraremos el próximo mes de octubre. Ahora, el próximo domingo 25 de junio empezaremos  el año jubilar del 60º aniversario de la inauguración del Monumento del “Cor de Jesús”. Son recuerdos que evocan una vitalidad de la sociedad y de la Iglesia en Ibiza en los que la nostalgia da paso al compromiso de nuestra Iglesia por seguir sirviendo al hombre de hoy con la existencia radicada en los valores del Evangelio.        

En ese domingo nos reuniremos a las 19,30 de la tarde junto al Monumento para celebrar la Eucaristía y a continuación, una procesión recorrerá los alrededores del mismo como para indicar la fuerza espiritual que brota del Corazón abierto del Salvador, concluyendo con la consagración de Ibiza y Formentera al Sagrado Corazón.        

Desde estas líneas renuevo la invitación a participar en esta celebración con la que nuestra Iglesia diocesana, acudiendo a las fuentes de la salvación, se fortalecerá en su vida, compromiso de servicio y vitalidad.        

Dándoos cita a todos allí para ese acontecimiento, os saludo y bendigo de corazón.

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Introduce el código.
* Campos obligatorios